Adolfoneda

Web de Medicina y Farmacia
Home » Medicamentos » Acemetacina

Acemetacina

julio 21st, 2010 Posted in Medicamentos Tags:

Especialidades:
OLDAN (60 mg. 20 y 500 caps.)

ACCION
– AINE de la familia de los arilacéticos, subfamilia de los indolacéticos. Inhibe la síntesis de prostaglandinas al bloquear la actividad ciclooxigenasa, enzima que convierte el ácido araquidónico en prostaglandinas. Posee capacidad analgésica, antipirética, y antiinflamatoria. Su actividad farmacológica se debe a la acemetacina y a su metabolito principal, la indometacina.

FARMACOCINETICA
– Absorción: Biodisponibilidad oral del 66% con dosis únicas, llegando hasta casi el 100% con dosis múltiples.
– Distribución: Se distribuye ampliamente por los tejidos, alcanzando concentraciones mayores que las plasmáticas en áreas inflamadas de músculo, líquido sinovial y hueso. Alcanza mayores concentraciones tisulares que indometacina, excepto en líquido sinovial y tejido adiposo. El grado de unión a las proteínas plasmáticas es del 81-93%. El volumen aparente de distribución es de 29.2 l.
– Metabolismo: Se metaboliza en el hígado mayoritariamente a indometacina, la cual contribuye en gran medida a la actividad farmacológica del fármaco.
– Eliminación: Se excreta en orina alrededor del 40%, en forma metabolizada, conjugada y sin metabolizar. Otra parte se excreta con las heces. La semivida plasmática es de 1-4.5 h (acemetacina) y de 7 h (indometacina).

INDICACIONES
– Artritis reumatoide.
– Artrosis.
– Espondilitis anquilosante.
– Alteraciones musculoesqueléticas agudas: bursitis, sinovitis, tendinitis, lumbalgia, tortícolis.
– Dolor, especialmente el asociado a procesos inflamatorios.

POSOLOGIA
– Vía oral.
– Adultos y ancianos: 60 mg/8-24 horas.
– Niños: no se ha establecido su eficacia y seguridad en menores de 14 años.
– Insufiencia renal: No se observaron diferencias significativas en pacientes con aclaramiento de creatinina entre 20 y 70 ml/min. De acuerdo a estos datos no es preciso modificar la dosis en estos pacientes.
– Normas para la correcta administración: administrar conjuntamente con las comidas para paliar la posible irritación gástrica. Deben ingerirse sin masticar con un poco de líquido. Tomar las cápsulas con un vaso de agua, aconsejando al paciente que permanezca de pie durante 10-15 minutos al menos.

CONTRAINDICACIONES:
– Hipersensibilidad a la acemetacina, indometacina o alergia a AINES.
– Pacientes que hayan experimentado crisis de asma, rinitis aguda, urticaria, edema angioneurótico u otras reacciones de tipo alérgico tras haber utilizado ácido acetilsalicílico u otros AINE.
– Hemorragia digestiva, hemorragia esofágia, úlcera péptica activa.
– Disfunción renal severa.
– Alteración hepática severa.
– Vía rectal: proctitis, hemorroides.

PRECAUCIONES
– Alteraciones de la coagulación, diatesis hemorrágica ó tratamiento anticoagulante: Los AINEs, inhiben de forma pasajera y reversible la agregación plaquetaria. Los pacientes con problemas de hemostasia o los tratados con anticoagulantes deben ser cuidadosamente controlados. En pacientes sanos puede prolongarse el tiempo de hemorragia dentro de límites normales.
– Historial de úlcera gástrica, úlcera duodenal o intestinal, enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn): Los AINEs producen hemorragia gastrointestinal o úlceras/perforaciones, raramente mortales, en cualquier momento durante el tratamiento, con o sin síntomas de aviso previo o antecedentes de acontecimientos gastrointestinales graves. Las hemorragias gastrointestinales o las úlceras/perforaciones tienen, en general, consecuencias más graves en los mayores de 60 años, los que utilicen dosis altas o durante tratamientos prolongados, así como los que toman anticoagulantes orales o glucocorticoides. Se aconseja vigilancia clínica en estos pacientes. Los factores de riesgo asociados a la úlcera gástrica inducida por AINE, son la edad avanzada, antecedentes de úlcera péptica, intolerancia previa a AINE, consumo de tabaco, historia de alcoholismo y enfermedades graves concomitantes. Interrumpir el tratamiento si se produce hemorragia gastrointestinal o úlcera. El consumo de AINES se relaciona con brotes de enfermedad inflamatoria intestinal, por lo que su uso en estos pacientes debe ser restringido y siempre controlado por el médico.
– Hipertensión arterial, insuficiencia cardíaca, edema: Los AINEs retienen sodio, potasio y agua, e interfieren con los efectos natriuréticos de los diuréticos; consecuentemente, pueden agravar la insuficiencia cardiaca e hipertensión.
– Insuficiencia renal: El efecto de los AINE sobre el riñón sano es prácticamente nulo, sin embargo, en la insuficiencia renal, que precisa del efecto vasodilatador de las prostaglandinas para preservar la perfusión renal, la inhibición de la síntesis de prostaglandinas puede descompensar una insuficiencia renal latente. Este riesgo afecta especialmente a los ancianos, a pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva, cirrosis hepática, síndrome nefrótico o fallo renal así como a los pacientes tratados con diuréticos, con fuerte deshidratación o que han sufrido una intervención quirúrgica importante responsable de hipovolemia. En estos pacientes, es preciso controlar minuciosamente la diuresis y la función renal durante el tratamiento.
– Meningitis aséptica, lupus eritematoso sistémico: en raras ocasiones se ha observado meningitis aséptica en pacientes tratados con AINEs, por posible hipersensibilidad, si bien no se ha encontrado alergia cruzada entre AINE. Ha sido más frecuente en pacientes con lupus eritematoso sistémico y otras enfermedades del colágeno, aunque también se presentó en algunos pacientes que no padecían estas patologías. En muchos los síntomas meníngeos se han manifestado al reiniciar el tratamiento después de un periodo de descanso. En pacientes tratados con AINE que desarrollen síntomas de meningitis, considerar la posibilidad de meningitis aséptica.
– Asma: los pacientes asmáticos son más propensos que otros pacientes a desarrollar reacciones de hipersensibilidad al ácido acetilsalicílico y a otros AINES.
– Pacientes con psicosis y otras alteraciones psiquiátricas (depresión…), epilepsia ó enfermedad de Parkinson, ya que pueden agravar estos estados.

ADVERTENCIAS
CONSEJOS AL PACIENTE:
– Administrar preferentemente junto con alimentos, leche o un antiácido a fin de minimizar los posibles efectos gastrointestinales.
– Acudir al médico siempre que la sintomatología empeore o no mejore.
– Visitar periódicamente a su médico si se está utilizando acemetacina durante mucho tiempo.
– El paciente debe informar a su médico en caso experimentar erupciones cutáneas, síntomas relacionados con una úlcera gastroduodenal (tales como dolor epigástrico o heces oscuras), alteraciones visuales, aumento de peso, edema o dolor de cabeza prolongado, así como si aparecen escalofríos, fiebre, dolores musculares u otros síntomas gripales ya que, aunque raros, pueden ser los primeros signos de una reacción grave al medicamento.
– Por el riesgo de mareos y posible somnolencia, deberá recomendarse precaución al conducir o manejar maquinaria peligrosa o de precisión.
– Los pacientes deben advertir al médico de cualquier reacción asmática mientras tomen este medicamento.

CONSIDERACIONES ESPECIALES:
– Se recomienda realizar exámenes sanguíneos periódicos, así como controlar las funciones hepática y renal de los pacientes tratados con acemetacina durante tiempo prolongado. Se deben vigilarse posibles signos y síntomas de ulceración o hemorragia. Las lesiones pueden aparecer en cualquier momento durante el tratamiento, con o sin síntomas de previo aviso o antecedentes de acontecimientos gastrointestinales graves. También se deben buscar antecedentes de esofagitis, gastritis y/o úlcera péptica para asegurarse de su curación total antes de iniciar el tratamiento con un AINE.
– De forma excepcional los AINEs elevan uno o más enzimas hepáticos. Durante el tratamiento prolongado debería controlarse la función hepática.
– Vigilar posibles signos de retención hidrosalina (ej: formación de edemas), especialmente en pacientes con hipertensión o insuficiencia cardiaca.
– En el caso de que en pacientes tratados con este medicamento se produzcan molestias oculares (edema palpebral, visión borrosa e irritación ocular) se recomienda su valoración por un oftalmólogo.
– Si la respuesta clínica no es la adecuada, no se debe exceder la dosis máxima diaria recomendada ni se debe añadir otro AINE al tratamiento, ya que esto puede incrementar la toxicidad, sin efecto terapéutico añadido.
– Los AINEs pueden enmascarar síntomas de una enfermedad infecciosa subyacente.
– Algunos inhibidores de la síntesis de prostaglandinas administrados durante periodos prolongados pueden afectar la fertilidad, que revierte al suspender el tratamiento. En mujeres con dificultades para concebir o sometidas a pruebas de infertilidad, debería valorarse la utilización de AINE.
– Se han observado reacciones de fotosensibilidad en algunos pacientes tratados con antiinflamatorios. Se aconseja tomar medidas de protección solar hasta que se determine la tolerancia a la luz solar.
– Los antiinflamatorios administrados en las últimas semanas del embarazo pueden retrasar el parto y cerrar prematuramente el ductus arterioso.
– En pacientes con elevado riesgo de úlceras inducidas por AINES debe considerarse la administración preventiva de inhibidores de la bomba de protones, antihistamínicos H2 o misoprostol.
– La asociación de antiinflamatorios con dosis bajas de aspirina incrementa el riesgo de alteraciones gastrointestinales. La administración conjunta sólo se debe hacer bajo control clínico.

EMBARAZO :
Los estudios en animales con acemetacina no han registrado efectos teratógenos. La acemetacina atraviesa la placenta en animales. No existen estudios adecuados y bien controlados en humanos. No parece que el uso ocasional de AINEs, salvo poco antes del parto, produzca efectos adversos fetales. No obstante, con el uso crónico durante el 3º trimestre, podrían producir teóricamente cierre prematuro del ductus arterioso del feto, por inhibición de la síntesis de prostaglandinas. También pueden producir efecto antiagregante plaquetario, que podría complicar o prolongar la hemorragia materna y predisponer al recién nacido. Antes del parto, pueden reducir e incluso anular la contractilidad uterina, retrasando el parto y prolongando la gestación. El uso de estos fármacos, especialmente durante el tercer trimestre, sólo se acepta en caso de ausencia de alternativas terapéuticas más seguras.

LACTANCIA :
Se desconoce si este fármaco se excreta con la leche materna, no obstante, la mayoría de los AINEs se excretan en cantidades variables con la misma. A causa de los posibles efectos adversos en el recién nacido, se recomienda vigilancia especial del mismo y precaución en el uso en madres lactantes.

NIÑOS :
No se recomiendan los AINEs en menores de 14 años.

ANCIANOS :
En un estudio no se registraron diferencias significativas en la farmacocinética de acemetacina en ancianos. No obstante, estos pacientes parecen ser más susceptibles a los efectos adversos de los AINEs. El riesgo de padecer enfermedad ulcerosa grave esta incrementado en mayores de 65 años, y parece ser dosis-dependiente. Además pueden causar retención de líquidos, pudiendo producir complicaciones cardiovasculares y reducción de la eficacia de los tratamientos antihipertensivos. Se recomienda precaución en su uso e iniciar la terapia con dosis menores.

EFECTOS SOBRE LA CONDUCCION :
Por el riesgo de mareos o vértigos y posible somnolencia, deberá recomendarse precaución al conducir o manejar maquinaria peligrosa o de precisión, especialmente los ancianos.

ADVERTENCIAS SOBRE EXCIPIENTES:
– Este medicamento contiene lactosa. Los pacientes con intolerancia a la lactosa ó galactosa, insuficiencia de lactasa de Lapp o problemas de absorción de glucosa o galactosa, no deben tomar este medicamento.

INTERACCIONES
– AINE, incluyendo dosis bajas de ácido acetilsalicílico: evitar el uso simultáneo de más de un AINE por el riesgo de efectos adversos sin incremento de la eficacia terapéutica.
– Alcohol: se puede ver potenciada la toxicidad.
– Alendrónico, ácido, bisfosfonatos: posible aumento del riesgo de esofagitis y úlcera gástrica. Descritos casos con naproxeno y alendronato.
– Antibacterianos quinolónicos: Existen informes aislados de convulsiones que pueden haber sido debidas al uso concomitante de quinolonas y antiinflamatorios no esteroides.
– Anticoagulantes orales, heparina: posible aumento del efecto anticoagulante, con riesgo de hemorragia. Se aconsejan controles periódicos de los índices de coagulación.
– Antidiabéticos sulfonilureas (clorpropamida, glibenclamida, tolbutamida): Posible aumento de los efectos hipoglucemiantes, al reducir la excreción renal.
– Antihipertensivos (IECA, Beta-bloqueantes): posible reducción del efecto antihipertensivo.
– Ciclosporina: el efecto de los AINE sobre las prostaglandinas renales puede incrementar la nefrotoxicidad de la ciclosporina.
– Clopidogrel: posible incremento del riesgo de hemorragia.
– Corticoides: posible aumento de la incidencia de molestias gástricas. Sin embargo, el uso simultáneo con glucocorticoides en el tratamiento de la artrosis puede proporcionar un beneficio terapéutico adicional y permite reducir la dosificación del glucocorticoide.
– Digitálicos (digoxina): posible de aumento de las concentraciones plasmáticas del digitálico (en neonatos). También hay riesgo de empeoramiento de la insuficiencia cardiaca y reducción de la función renal
– Diuréticos (tiazidas, diuréticos de alto techo): riesgo de reducción del efecto natriurético y diurético. Puede reducir la acción antihipertensiva de los diuréticos tiazídicos.
– Diuréticos ahorradores de potasio y antagonistas de la aldosterona: posible incremento del riesgo de hiperpotasemia. Se aconseja la monitorización frecuente de los niveles séricos de potasio.
– Hidralazina: Posible disminución del efecto hipotensor.
– Iloprost: posible incremento del riesgo de hemorragia.
– Litio, sales: posible incrementando de la toxicidad del litio debido a una reducción en su eliminación.
– Metrotexato: posible aumento de los niveles plasmáticos de metotrexato, con riesgo de toxicidad, a veces muy grave. La gravedad depende en gran medida de las dosis de metotrexato utilizadas. El riesgo de interacción se reduce con dosis bajas de metotrexato como las utilizadas en psoriasis y artritis reumatoide.
– Paracetamol: el uso simultáneo y prolongado de paracetamol y AINE puede ocasionar un aumento del riesgo de efectos renales adversos.

REACCIONES ADVERSAS:
Los efectos adversos de indometacina afectan principalmente al sistema nervioso central y al sistema gastro-intestinal. Entre el 30% y el 60% de los pacientes experimenta algún tipo de efecto adverso. Las reacciones adversas más comunes son: cefalea (10-50%), mareo (3-9%) y alteraciones digestivas (20%).
-Alérgicas/Dermatológicas: Raramente (<1%): prurito, urticaria, erupciones exantemáticas, alopecia, síndrome de Stevens-Johnson, eritema multiforme, necrolisis epidérmica tóxica, eritema nudoso,anafilaxia, angioedema y púrpura.
-Cardiovasculares: Raramente (<1%): hipotensión, síncope, insuficiencia cardíaca, y palpitaciones. Excepcionalmente (<0,1%): HTA.
-Digestivas: Ocasionalmente: náuseas, vomitos, dispepsia (3-9%); diarrea, dolor abdominal, estreñimiento (1-3%). Raramente (<1%): anorexia, distensión abdominal, hemoragia digestiva, proctitis, estomatitis, úlcera bucal, úlcera esofágica, úlcera gástrica ó úlcera duodenal. Excepcionalmente (<0,1%): perforación intestinal.
-Genitourinarias: En casos excepcionales, los AINEs pueden ser responsables de insuficiencia renal aguda, nefritis intesticial, glomerulonefritis, necrosis medular renal ó síndrome nefrótico, proteinuria, hiperpotasemia, hiponatremia y edema. Se ha observado en pacientes susceptibles que toman altas dosis de AINE durante un perido prolongado. Son pacientes de riesgo los que tienen insuficiencia cardiaca, renal o hepática, ascitis, hiperreninemia, hiperaldosteronemia, shock, sepsis, lupus eritematoso sistémico, deshidratación, los tratados con IECA o con diuréticos y los ancianos. La insuficiencia renal suele ser reversible a los pocos días de suspender el tratamiento.
También se ha observado incremento de la creatinina sérica y del nitrogeno ureico en sangre, y hematuria.
Casos aislados de hemorragia vaginal y dificultad al orinar.
-Hepatobiliares: La hepatotoxicidad inducida por AINE es rara pero impredecible, aunque generalmente leve. La hepatotoxicidad habitualmente se manifiesta como un incremento de las transaminasas asintomático y transitorio. Muy raramente se manifiesta como anorexia, astenia, náuseas, ictericia, hepatitis y prolongación del tiempo de hemorragia. Se puede producir hepatotoxicidad reversible en pacientes sanos o un empeoramiento de una patología hepática previa, como cirróticos, alcohólicos o antecedentes de hepatitis. Parece ser que las lesiones tienen un carácter idiosincrático mediado por mecanismos inmunológicos o metabólicos. La hepatotoxicidad parece estar relacionada con la inhibición de las prostaglandinas. Muy rara vez se han comunicado casos muy graves de pancreatitis.
-Neurológicas: Frecuentemente: Cefalea, la frecuencia aumenta durante tratamientos prolongados. Se ha propuesto que el origen de la cefalea sea debida a su similitud estructural de indomatacina con serotonina. Ocasionalmente: (3-9%), mareo, vértigo. Raramente (<1%): neuropatía periférica, convulsiones, parkinsonismo, trastornos del gusto.
-Oculares: Raramente (<1%): opacificaciones de la córnea, retinopatía, visión borrosa, fotofobia, diplopia.
-Otorrinolaringológicas: Raramente (<1%): tinnitus, sordera.
-Psicológicas/Psiquiátricas: Ocasionalmente: depresión, astenia, malestar general, somnolencia.. Raramente (<1%): confusión, desorientación, psicosis, alucinaciones.
-Respiratorias: Excepcionalmente: hipertensión pulmonar(<0,1%).
-Sanguíneas: Raramente (<1%): anemia hemolítica, aplasia medular, agranulocitosis, leucopenia, trombopenia, anemia aplásica, púrpura hemorrágica.
– Músculo-esqueléticas: rara vez, miastenia.
– Endocrinas: Casos aislados de hiperglucemia y glucosuria.
El tratamiento debe ser suspendido inmediatamente ante cualquier signo o síntoma de alteración sanguínea o alteración de la visión, después de haberlo notificado al médico.

SOBREDOSIS :
– Síntomas: alteraciones gastrointestinales, neurológicas (somnolencia, vértigo, desorientación, parestesias, entumecimiento, convulsiones) y comportamiento agresivo.
– Tratamiento: Vaciado de estómago, administración de carbon adsorbente (puede ser efectivo si se administra antes de las dos horas de la intoxicación), vigilancia y mantenimiento de constantes vitales, tratamiento sintomático de irritación gástrointestinal, hipotensión, depresión respiratoria y convulsiones, con monitorización de funciones renal y hepática y detección en heces de posible hemorragia gastrointestinal.

Diciembre 2008

11 Responses to “Acemetacina”

  1. Hi there. Although I normally don’t write a resonse on blogs, I thought I would today, only to thank you really! I have finally got the information I was seeking for (via your blog) on the 3rd page of Yahoo results! So now I’m all covered :) Thanks again!

  2. While seeking to give up smoking cigarettes, I came upon the e-cigarette. The e cigarettes wotks on a nicotine material that has just nicotine. Simply no smelly smoke in the least. They already have fortunetly saved my life. No longer sucking in toxic chemicals feels awesome to me!

  3. I would like to exchange links with your site adolfoneda.com
    Is this possible?

  4. I have to give props to my buddies for sharing such an interesting blog post to me. Stopping by your blog helped me lots with my research. ;)

  5. Good blog. I got a lot of effective information. I’ve been keeping an eye on this technology for awhile. It’s intriguing how it keeps shifting, yet some of the core elements stay the same. Have you seen much change since Google made their latest acquisition in the arena?

  6. Hey Great post. This is a little off topic but im current making a website on cash converters I was just wondering what theme you are currently using for your website .Thanks :)

  7. Hi buddy, your blog’s design is simple and clean and i like it. Your blog posts are superb. Please keep them coming. Greets!!!

  8. I am really happy with ur blog and will book mark this

  9. Thanks very much for sharing a lot of this great info! I am looking forward to reading more blogs.

  10. This is such a great resource that you are providing and you give it away for free. I love seeing websites that understand the value of providing a quality resource for free. It?s the old what goes around comes around routine.

  11. Howdy! This article couldn’t be written any better! Going through this post reminds me of my previous roommate!

    He constantly kept talking about this. I am going to forward this information to him.
    Fairly certain he’ll have a great read. I appreciate you for sharing!

Leave a Reply

*