Alucinaciones o ideas delirantes o trastorno del pensamiento

Alucinaciones: visiones, voces y sonidos que los demás no perciben.
Ideas delirantes: creencias mantenidas a pesar de las pruebas en contra.
Trastorno del pensamiento: el pensamiento salta de una idea a otra de manera aleatoria.

Diagnóstico diferencial y signos característicos

Manía e hipomanía

Sospecha: estado de ánimo exaltado o eufórico persistente, que no concuerda con las circunstancias.
Confirmación: necesidad de hablar, falta de introspección, exceso de energía, viajes con grandes gastos, aumento del apetito, alucinaciones, desinhibición, aumento del deseo sexual, estado de ánimo lábil, alegría, ideas de autoimportancia, disminución del umbral del dolor, irritabilidad, disminución de la capacidad de concentración, hostilidad ante la frustración, disminución del deseo o de la necesidad de dormir.

Trastorno bipolar o depresión maníaca

Sospecha: consiste en episodios en los que el paciente sufre manía (bipolar I) o hipomanía (bipolar II) con un trasfondo general de depresión.

Esquizofrenia aguda

Sospecha: incapacidad aparente del paciente para distinguir entre el mundo real y el imaginario.
Confirmación: al menos uno de los siguientes síntomas de la categoría de Schneider: alucinaciones, intromisión de pensamiento +- aislamiento, radiodifusión del pensamiento, ideas delirantes primarias (además de delirios del pensamiento, sentimiento de pasividad, pensamientos eco o audición de voces que desde una tercera persona llegan al paciente).

Esquizofrenia crónica

Sospecha: el paciente parece no poder relacionarse con el mundo exterior y muestra aplanamiento afectivo.
Confirmación: trastorno y pobreza del pensamiento, apatía, inactividad, falta de volición, aislamiento social y pérdida de los afectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*