Anemias sideroacrésticas o sideroblásticas

Este concepto incluye un grupo heterogéneo de anemias hiperproliferativas que pueden ser hereditarias y adquiridas, que tienen las siguientes características: eritropoyesis ineficaz, aumento de eritroblastos en anillo en médula ósea, aumento del hierro en depósitos tisulares, presencia de precursores eritroides en sangre.
Entre las anemias sideroblásticas adquiridas primarias se encuentran los síndromes mielodisplásicos; entre las formas adquiridas secundarias destacan las tóxicas, por alcohol, cromo, isoniazida, cloranfenicol y otros. Entre las hereditarias, la más frecuente es la ligada al cromosoma X, siendo excepcional la forma autosómica. Ya que los síndromes mielodisplásicos son considerados aparte, indicaremos aquí las alteraciones observadas en las formas hereditarias.

HEMOGRAMA Y MORFOLOGÍA DE SANGRE PERIFÉRICA
Anemia hipocroma y microcítica. No todos los hematíes son del mismo tipo, suele haber presencia de dos poblaciones diferentes (dimorfismo), con diferente resistencia a la lisis osmótica. Anisopoiquilocitosis. Aumento de la amplitud de la curva de distribución eritrocitaria (ADE). Reticulocitos normales o moderadamente aumentados.

MIELOGRAMA
Médula rica con hiperplasia de serie roja. Presencia de sideroblastos, que llegan a constituir más del 80% de los eritroblastos, muchos con granulaciones en anillo por aumento del hierro mitocondrial.

QUÍMICA HEMÁTICA
Hipersideremia (200-300 g/100 ml), signo constante y caracteristico. Aumento de saturación de transferrina y de ferritina. Ligero aumento de bilirrubina y LDH. Disminución de haptoglobina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*