Aspecto llamativo de la cara

Sorprende especialmente cuando se ve al paciente por primera vez, pero esto varía mucho.

Diagnóstico diferencial y signos característicos

Enfermedad de Parkinson


Sospecha: cara de máscara (amimia, acinesia) +- temblor de manos o de la cabeza.
Confirmación: mejora con los fármacos dopaminérgicos.

Corea de Huntington
(o reacciones medicamentosas)


Sospecha: sacudidas faciales coreiformes sin finalidad o movimientos atetósicos (tentaculares o de contorsión facial).
Confirmación: antecedentes familiares, o mejoría al suspender o reducir la dosis del fármaco responsable.

Lesión bilateral de la neurona motora superior
(debida a enfermedad de la neurona motora, accidente cerebrovascular, miastenia grave).

Sospecha: pobreza de los movimientos de la cara.
Confirmación: otros datos propios del proceso causal y RM o TC.

Tirotoxicosis

Sospecha: mirada que expresa ansiedad con retracción de los párpados y lagoftalmos.
Confirmación: TSH dism. y T3 ó T4 aum., o ambas.

Hipotiroidismo

Sospecha: cara inexpresiva, obesidad, intolerancia al frío, agotamiento, estreñimiento, bradicardia.
Confirmación: TSH aum., FT4 dism.

Acromegalia

Sospecha: cara ensanchada, frente prominente, mandíbula saliente (prognatismo), dientes separados y lengua grande.
Confirmación: IGF aum. La PTG por boca no desciende la GH a menos de 2 mU/L. La Rx de cráneo confirma las alteraciones óseas. La Rx de las manos demuestra los típicos penachos de las últimas falanges. La RM y la TC descubren una fosa hipofisaria (silla turca) agrandada.

Síndrome de Cushing
(enfermedad de Cushing de origen hipofisario, o Cushing suprarrenal autónomo, o tratamiento con glucocorticoides)

Sospecha: cara redondeada, rubicunda (estrías purpúreas en el tronco), brazos y piernas delgados, hirsutismo en la mujer, incapacidad para incorporarse estando sentado (debido a la miopatía proximal).
Confirmación: cortisol a medianoche aum y/ó ausencia de supresión al dar dexametasona en dosis de 0,5 mg. cada 6 horas, o antecedentes de un tratamiento con glucocorticoides.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*