Aspectos psiquiátricos de la personalidad en la edad avanzada

Introducción

El término personalidad es un concepto vago y poco estricto científicamente, difícil de definir pero muy fácil de reconocer al verlo. El médico deberá reconocer las diferentes situaciones a las que se enfrentan los pacientes en la vejez, como pérdidas, enfermedades, lesiones cerebrales y estrés social. Las etiquetas diagnósticas del tipo demencia, depresión y psicosis paranoide en ocasiones parecen explicar una pequeña parte de lo que se trasluce en una entrevista clínica individual, aunque existen relaciones muy significativas entre diagnóstico, mortalidad, morbilidad , y medidas de institucionalización y otros tipos de atención recibida. El reconocimiento de la importancia de la personalidad en ocasiones ha llevado al éxito del tratamiento, dado que éste se esperaba principalmente en aquellas personas con una buena personalidad previa. No obstante, los que quedan fuera de este grupo, constituyen desgraciadamente una gran proporción de nuestros pacientes. Muchas de las cuestiones importantes, como el cumplimiento del tratamiento, la aceptación de ayuda, la relación con las personas responsables de sus cuidados, y tomar decisiones adaptativas, están determinadas en gran parte por la personalidad del paciente, así como también las cuestiones diagnósticas más precisas de la enfermedad psiquiátrica.
La importancia de los factores de la personalidad puede reconocerse intuitivamente, pero quizás es aún más dificil comprender y evaluar a los pacientes ancianos que a los jóvenes. Entre las cuestiones de confusión se incluyen: ¿cual es el efecto del envejecimiento en la personalidad? ¿Cuál es el efecto de la personalidad en el envejecimiento? ¿Cuánto de lo que atribuimos al envejecimiento es un efecto de cohorte en poblaciones sujetas a diferentes influencias históricas, sociales y culturales en lugar de tratarse de efectos verdaderos del envejecimiento? Otro punto, raramente considerado, es la contribución social a la definición del concepto de senectud: recibir pensiones y beneficios, la jubilación, y otras cuestiones especiales relacionaadas cuando se alcanza cierta edad. En tiempos más remotos probablemente se definía a los ancianos por la llegada de enfermedades graves o debido a la pobreza indigente. Si no era así, trabajaban hasta los últimos días de su vida.

Cambios en la personalidad con el envejecimiento

Adaptación y conceptos de un envejecimiento con éxito

Efectos del trastorno de la personalidad en la adaptación y los mecanismos de afrontamiento

Personalidad y enfermedad física

Problemas con la personalidad neurótica crónica en la vejez

Prevalencia del trastorno de personalidad en los diversos ámbitos

Desviaciones de la personalidad en la senectud

Rasgos de personalidad y experiencias angustiosas en la vejez

Control del trastorno psiquiátrico principal. Efecto de la comorbilidad del trastorno de personalidad

Relaciones familiares y trastorno de personalidad

Tratamiento del trastorno de personalidad en la edad avanzada

Conclusiones

El diagnóstico de una enfermedad psiquiátrica principal (los trastornos del eje I) es de gran importancia. Muchas enfermedades actualmente son susceptibles de tratamiento, y estimar el pronóstico, morbilidad y mortalidad es de utilidad para mejorar la planificación de los servicios de psiquiatría.
Sin embargo, es innegable que ppueden encontrarse ancianos con el mismo diagnóstico en ámbitos muy diferentes. El trastorno de personalidad, el cambio de ésta, y los rasgos desadaptativos duraderos de la personalidad dan cuenta de un proporción sustancial de esta variación. Una de las labores más importantes en el futuro de la psiquiatría en el anciano será comprender la naturaleza de los trastornos de personalidad en la edad avanzada y desarrollar mejores formas de control y tratamiento de éstos.

Referencias

Bergmann K. Aspectos psiquiátricos de la personalidad en la edad avanzada. En: Jacoby R y Oppenheimer C coordinadores. Psiquiatría en el anciano. 1ª ed. Barcelona: Masson; 2005. p. 647-65.

2009

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*