Bilirrubina

Bilirrubina total; Bilirrubina no conjugada; Bilirrubina indirecta; Bilirrubina conjugada; Bilirrubina directa

La bilirrubina es un compuesto tetrapirrólico derivado del catabolismo del heme de la hemoglobina y de las enzimas hemínicas, y es predominante con diferencia la primera fuente.
En condiciones normales la mayor parte de la bilirrubina se produce por destruccción de eritrocitos viejos en las células del sistema mononuclear fagocítico en el bazo. La bilirrubina indirecta o no conjugada pasa al torrente sanguineo por difusión pasiva y circula unida a la albúmina. Una o varias proteínas transportadoras captan la bilirrubina y la transportan al interior del hepatocito, donde se conjuga con una o dos moléculas de ácido glucurónico mediante la acción de la enzima UDP-GT (bilirrubina uridinfosfato glucuroniltransferasa). La bilirrubina conjugada o directa pasa a la bilis y, a continuación, al intestino, donde es transformada por la flora intestinal en urobilinógeno y estercobilina. El urobilinógeno es reabsorbido en parte y excretado por la orina como urobilina.
Por lo general, se mide la bilirrubina total y la directa para valorar problemas hepáticos o de la vesícula biliar. La concentración normal de bilirrubina total en suero es inferior a 1 mg/dl, y la de bilirrubina directa inferior a 0,4 mg/dl, con pequeñas variaciones entre los distintos laboratorios.

Forma en que se realiza el examen
Se extrae sangre de una vena o de un capilar, y luego se revuelve la sangre en una centrifugadora para separar el suero (la parte líquida) de las células. El examen de bilirrubina se realiza en el suero.

Preparación para el examen
No se deben consumir alimentos por lo menos cuatro horas antes del examen. El médico puede indicar la suspensión del uso de cualquier medicamento que pueda afectar los resultados.
Los medicamentos que pueden aumentar las mediciones de bilirrubina abarcan alopurinol, esteroides anabólicos, algunos antibióticos, antipalúdicos, azatioprina, clorpropamida, colinérgicos, codeína, diuréticos, epinefrina, meperidina, metotrexato, metildopa, inhibidores de la monoaminoxidasa (IMAO), morfina, ácido nicotínico, anticonceptivos orales, fenotiazinas, quinidina, rifampina, salicilatos, esteroides, sulfonamidas y teofilina.
Los medicamentos que pueden disminuir las mediciones de bilirrubina abarcan barbitúricos, cafeína, penicilina y las dosis altas de salicilatos.

Hiperbilirrubinemia

El aumento de la bilirrubina sérica constituye el sustrato bioquímico de la ictericia o color amarillento de la piel y mucosas. La presencia de ictericia se detecta mejor en las escleróticas y es constatable a partir de concentraciones de bilirrubina de 2,5 mg/dl.

  1. De forma fisiológica:
    • En el recién nacido en la primera semana de vida, con cifras inferiores a 10-12 mg/dl
    • Durante la permanencia en grandes alturas
    • En períodos de ayuno prolongado
  2. De forma patológica:

Hipobilirrubinemia

Tiene escaso interés clínico y puede observarse en las anemias aplásicas o ferropénicas intensas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*