Carbimazol

Especialidades:
NEO TOMIZOL (5 mg. 50 compr.)

ACCION
Antitiroideo, tipo tioamida, el carbimazol es un profármaco de tiamizol. Inhibe la síntesis de hormona tiroidea a nivel de tiroides. Actúa como sustrato de la peroxidasa tiroidea, enzima que interviene en la incorporación de iodo en la síntesis de las hormonas tiroideas. Los antitiroideos no interfieren las acciones de las hormonas tiroideas exógenas, ni su liberación. Por ello, sus efectos se hacen patentes cuando se agotan las reservas de hormonas tiroideas.
Así mismo, ha demostrado propiedades inmunosupresoras en pacientes con enfermedad de Graves (bocio difuso tóxico), que puede ayudar a la remisión de la enfermedad.

FARMACOCINETICA
Vía oral: El carbimazol es un profármaco que después de la administración oral, es rápida y completamente metabolizado en suero y, probablemente en intestino e hígado a tiamazol. Después de la administración sólo se detecta tiamazol a nivel orgánico. La concentración máxima plasmática se alcanza a las 0,5-3 h. El efecto terapéutico (estado eutiroideo) suele obtenerse a los 1-2 meses. El volumen aparente de distribución es de 35-42 l, alcanzando elevadas concentraciones en tiroides. El porcentaje de unión a proteínas plasmáticas es mínimo. El tiamazol se metaboliza en el hígado principalmente a 3-metil-2-tiohidantoína (con actividad antitiroidea demostrada en animales). Se excreta fundamentalmente con la orina (> 85% en las primeras 48 h), del 7 al 10% en forma inalterada. Su semivida de eliminación es de 3-13 h.

INDICACIONES
– Hipertiroidismo: incluyendo el tratamiento previo a la tiroidectomía o a la radioterapia, recidivas después de la tiroidectomía y crisis tirotóxicas.

POSOLOGIA
Vía oral:.
Adultos.
– Hipertiroidismo: 20-60 mg/día, divididos en 3-4 dosis. Alcanzado el estado eutiroideo (generalmente a los 1-2 meses), reducir la dosis hasta una de mantenimiento de 5-20 mg/día. En pacientes seleccionados ha sido efectiva una sóla toma diaria.
Tratamientos de al menos 18 meses han mejorado la eficacia en la enfermedad de Graves.
– Tratamiento preoperatorio: 15-20 mg diarios, repartidos en varias dosis.
En pacientes con labilidad tioridea (ej: adolescentes) se ha asociado carbimazol con terapia de sustitución hormonal tiroidea para disminuir el riesgo de hipotiroidismo.
Niños.
– Inicialmente: 250 mcg/kg 3 veces al día..
Insuficiencia renal: evaluar la necesidad de adecuar la dosis al grado de funcionalismo renal.
1 mg de carmibazol equivalen a 0,61 mg de tiamazol.

CONTRAINDICACIONES
– Alergia al carbimazol o al tiamazol.

ADVERTENCIAS SOBRE EXCIPIENTES:
– Este medicamento contiene lactosa. Los pacientes con intolerancia a lactosa o galactosa, insuficiencia de lactasa de Lapp o problemas de absorción de glucosa o galactosa, no deben tomar este medicamento.

PRECAUCIONES :
– Historial de alergia al propiltiouracilo ante el riesgo de alergia cruzada.
– Si hay aumento de vascularización y del tamaño de la glándulas tiroides puede ser necesaria una reducción de la dosis.
– Agranulocitosis: Si bien infrecuente, es el efecto adverso más grave asociado al tratamiento antitiroideo. Es más frecuente con dosis altas y en mayores de 40 años. Advertir al paciente que contacte con el médico ante cualquier infección, lesión de garganta, úlceras bucales o fiebre. Se aconsejan recuentos sanguíneos periódicos (antes y durante el tratamiento).
– Alteraciones musculares (miopatía): en presencia de mialgia, evaluar con determinación de PCK.
– Insuficiencia hepática: se han comunicados casos de hepatitis colestática.

ADVERTENCIAS

CONSEJOS AL PACIENTE:
– El pacientes se debe poner inmediatamente en contacto con su médico en caso de úlceras bucales, dolor de garganta, malestar o fiebre.
– Advertir al médico si se está embarazada.

CONSIDERACIONES ESPECIALES:
– Se deben realizar periódicamente recuentos leucocitarios. La mayor parte de los episodios de agranulocitosis aparecen durante los 2 primeros meses de tratamiento, y raramente después de 4 meses de tratamiento. El riesgo es mayor en pacientes mayores de 40 años o con dosis superiores a 40 mg diarios.
– Las erupciones cutáneas y el prurito son frecuentes y responden a antihistamínicos o a la interrupción del tratamiento.

EMBARAZO :
Categoría D de la FDA. El carbimazol atraviesa rápidamente la placenta, alcanzando concentraciones del 0,17%-0,87% de la dosis materna en suero fetal a las 2 horas. Este fármaco puede inducir bocio e hipotiroidismo en el feto. No obstante, se acepta inevitablemente su uso para prevenir hipertiroidismo fetal, de mayor peligro que los propios medicamentos antitiroideos. En el caso de utilizar carbimazol, se debe ajustar la dosis cuidadosamente. Aunque en general, la administración debe continuarse durante el embarazo y después del parto, puede necesitarse una reducción de la dosis a causa de que la función tiroidea disminuye en muchas mujeres durante el embarazo, e incluso, en algunas, la administración puede interrumpirse 2 ó 3 semanas antes del parto.

LACTANCIA :
El carbimazol se excreta con la leche materna (relación leche:plasma 0,58-1,16). Hay estudios en los que se ha observado disfunción tiroidea en el lactante. Se ha aceptado el uso de dosis bajas de carbimazol (10-15 mg/día), con controles frecuentes de la función tiroidea en el lactante (niveles de TSH, T4 semanal o bisemanalmente). La Academia americana de Pediatría considera el uso de carbimazol compatible con la lactancia materna.

NIÑOS :
No se han descrito problemas específicamente pediátricos en este grupo de edad. En neonatos, las concentraciones séricas de hormonas tiroideas son más elevadas que las de los niños o adultos y empiezan a descender a niveles normales en la primera semana de vida, por esta razón, hay que tener precaución al interpretar los resultados de la función tiroidea en neonatos. Uso aceptado.

ANCIANOS :
No se observaron diferencias, aunque el riesgo de agranulocitosis es mayor a partir de los 40 años. Los pacientes geriátricos con cardiopatía grave deben recibir antitiroideos y/o beta-bloqueantes, durante 4 a 6 semanas antes del tratamiento con yodo radiactivo para reducir la posibilidad de exacerbación de la cardiopatía por la tiroditis producida por la radiación.


INTERACCIONES

– Anticoagulantes: hay algún estudio con tiamazol en el que se ha registrado posible inhibición del efecto anticoagulante, que puede resultar en potenciación del efecto tras la retirada del antitiroideo.
– Digitálico (digoxina, etc): posible disminución de la absorción oral del digitálico.

REACCIONES ADVERSAS
Los efectos adversos de carbimazol son, en general, infrecuentes aunque moderadamente graves. El perfil de seguridad de este fármaco es similar al resto de antitiroideos. En la mayor parte de los casos, las reacciones adversas afectan principalmente al sistema endocrino. Las reacciones adversas graves son más frecuentes en los 2 primeros meses de tratamiento. El 3% de los pacientes experimentan algún tipo de efecto adverso. Las reacciones adversas más características son:
– Dermatológicas: (1-10%): errupciones exantemáticas, urticaria, prurito, alopecia, hiperpigmentación cutánea.
– Generales: (1-10%): edema. Rara vez, linfadenopatía.
– Gastrointestinales: (1-10%): náuseas, vómitos, gastarlgia, ageusia.
– Musculoesqueléticos: (1-10%): dolor osteomuscular, mialgia. (<1%): síndrome semejante al LES. - Sistema nervioso: (1-10%: parestesia, cefalea. (<1%): somnolencia, mareo. - Sanguíneas: Raramente (<1%): agranulocitosis, granulocitopenia, vasculitiis, trombopenia, anemia aplásica (generalemente reversible en pocos días), - Hepatobiliares: (<1%): hepatitis, ictericia colestática y necrosis hepática. El tratamiento debe ser suspendido inmediatamente ante cualquier signo de agranulocitosis (fiebre, dolor de garganta o úlceras bucales), después de haberlo notificado al médico. Diciembre 2008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*