Introducción La epidemiología estudia la distribución de las enfermedades en la población, e investiga su frecuencia y sus efectos en la supervivencia y la mortalidad. También incluye el estudio de diferentes subgrupos de la población que tienen un mayor o menor riesgo de desarrrollar enfermedades. Esta investigación acerca de los factores de riesgo y de los protectores puede ser utilizada con una finalidad preventiva, ya que éste es el principal objetivo de la epidemiología. El anciano se ve afectado por diversas demencias. Sin embargo, la enfermedad de Alzheimer y la demencia vascular son las más frecuentes y el principal objetivo de las investigaciones epidemiológicas. PorRead More →

Introducción Entre los trastornos específicos que se manifiestan con síntomas similares a los de las demencias se incluyen la epilepsia, el alcoholismo, el mixedema y el envejecimiento por plomo. Alzheimer describió en un congreso de 1906 el primer caso clínico conocido de enfermedad de Alzheimer. En el siglo XX, desde las primeras descripciones, y sobre todo en los últimos 30 años, ha habido avances clínicos y científicos significativos en relación con la comprensión de la demencia y sus causas. Utilizando como paradigma la enfermedad de Alzheimer, éstos pueden clasificarse bajo los siguientes apartados: neuropatología, neuroquímica y biología molecular, epidemiología, valoración cuantitativa, criterios diagnósticos y tratamientoRead More →

Introducción Principios para el diagnóstico y el tratamiento Trastornos debidos al consumo de alcohol Trastornos debidos al consumo de sedantes-hipnóticos Trastornos por consumo de tabaco y otras drogas Prevención del abuso se sustancias en ancianos Referencias Atkinson RM. Abuso de sustancias en el anciano. En: Jacoby R y Oppenheimer C coordinadores. Psiquiatría en el anciano. 1ª ed. Barcelona: Masson; 2005. p. 717-47. 2009Read More →

Introducción El término “graduados” se aplicó originalmente a los sujetos no ancianos que ingresaban en los hospitales psiquiátricos esperando a “graduarse” al alcanzar la edad en la que se consideraban ancianos. Se introdujo el término para los sujetos (que en el Reino Unido, aproximadamente correspondía al 20% de la población de los hospitales psiquiátricos) que se definieron de acuerdo con las directrices de planificación de 1972 para los pacientes ancianos con enfermedades mentales (DHSS, 1972) de la siguiente manera: “Pacientes hospitalizados debido a su enfermedad mental antes de que se dispusiera de los modernos métodos de tratamiento y que envejecieron en la institución”. Las directricesRead More →

Introducción Los trastornos neuróticos en ancianos son frecuentes, perturbadores y tratables, pero han sido descuidados en relación con otros trastornos psiquiátricos más característicos de la vejez, relacionándose de este modo a la neurosis con los adultos jóvenes. Sin embargo, a medida que se desarrollan los servicios de psicogeriatría, el sector de la atención primaria se comprometió cada vez más en la capacitación y distribución de los servicios de salud mental y, así mismo, los ancianos han mostrado mayores demandas en relación con un tratamiento más equitativo, y se pusieron de manifiesto sus necesidades. En los últimos años hubo un aumento continuo en el número deRead More →

Características clasificatorias Utilizamos deliberadamente el concepto amplio y generico de “síindrome” para clasificar las condiciones clínicas heterogéneas que se encuentran bajo revisión. La manía o hipomanía es una condición fundamental para el diagnóstico del trastorno bipolar, según establece el DSM-IV. Dentro de este contexto, la “bipolaridad” está considerada como un trastorno primario del humor. Una mayor distinción entre trastorno bipolar tipo I, II, o inclsuso III depende de la gravedad de la sintomatología maníaca o de la facilidad con la que se inducen los episodios, por ejemplo si se trata de episodios espontáneos o inducidos por fármacos. Los datos actuales sugieren que la principal formaRead More →

Introducción Un punto de vista frecuente en profanos es que el suicidio de un anciano responde racionalmente a una enfermedad física terminal o insoportable. La mayoría de muertes por suicidio son el resultado final de una interrelación compleja entre factores biológicos, psicológicos y sociales, que debe conocer el médico. La conducta suicida ocurre en un espectro que va desde los pensamientos de desesperanza, pasando por conductas autodestructivas indirectas y autolesiones deliberadas, hasta el suicidio consumado. Autolesiones aparentemente triviales en ancianos pueden ser indicadores de un intento de suicidio grave y de enfermedad psiquiátrica grave. Ideación suicida En los ancianos son frecuentes los sentimientos de desesperanza:Read More →

Introducción Frecuentemente la depresión y la edad geriátrica se consideran íntimamente unidas. Para algunos esto se justifica por el gran número de pérdidas al que deben hacer frente los ancianos, y no es didícil encontrar referencias que lo apoyan. Sin embargo, al menos para la mayoría de la población occidental, actualmente la vida para las personas ancianas es mucho mejor de lo que se había creído. Los profesionales de la salud atienden principalmente a los ancianos con mayor riesgo de depresión: los pacientes frágiles con enfermedades físicas agudas o crónicas, o múltiples patologías, y que con frecuencia viven en una residencia. Bajo estas circunstancias es frecuenteRead More →