Circulación asistida en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca

La supervivencia global y la calidad de vida de estos pacientes sigue siendo mala. El trasplante cardíaco fue el único tratamiento que proporciona un beneficio individual sustancial, pero con sólo 3000 donantes en todo el mundo, el impacto del trasplante en la insuficiencia cardíaca es “epidemiológicamente trivial”. La mejoría de la supervivencia y calidad de vida en la cardiopatía terminal siguen siendo el objetivo de la asistencia circulatoria mecánica.
Los dispositivos mecánicos de asistencia circulatoria evolucionaron sustancialmente, balon_smalldisponiéndose actualmente de bombas con balón intraaórtico (IABP) incluso en los hospitales pequeños y con toda una gama de dispositivos de asistencia sofisticados univentriculares, biventriculares, a corto y largo plazo y permanentes disponibles en determinados centros especializados. El sueño de un dispositivo completamente implantable, un corazón artificial total o un dispositivo cuyas especificaciones de diseño permitan su uso en recién nacidos y niños de todas las edades ya no es sólo probable, sino que se espera que se aplique en un futuro cercano.

Contrapulsación con balón intraaórtico (editar)

Dispositivos de asistencia ventricular (editar)

Conclusión

La asistencia circulatoria mecánica ha evolucionado en los últimos años, transformándose desde un procedimiento en investigación para moribundos a un tratamiento de soporte estándar para pacientes en shock cardiogénico e insuficiencia cardíaca descompensada. Si bien el tratamiento médico ha tenido un impacto considerable sobre la insuficiencia cardíaca moderada, su influencia duradera sobre la insuficiencia cardíaca no ha sido tan importante. Actualmente existen varios dispositivos para el soporte a corto, medio, largo plazo y permanentes. En realidad, los sólidos resultados obtenidos con el DAV son mejores que los del tratamiento farmacológico.ferrert1ferrert2
A medida que aumenta la experiencia con dispositivos aumenta el interés por la evolución, que ha cambiado desde la simple supervivencia y seguridad en el postoperatorio hasta la mejora de la calidad de vida. Los tratamientos innovadores seguirán evolucionando. El sueño del dispositivo ideal, completamente implantable, que no requiera anticoagulación, disponible para una amplia variedad de pacientes y una duración interminable, es un desafío futuro.

Referencias

Naka Y, Chen JM, Rose A. Circulación asistida en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca. En: Zipes DP, Libby P, Bonow RO y Braunwald E, coordinadores. Tratado de Cardiología. 7ª ed. Madrid: Elsevier; 2006. p. 625-39.

2009

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*