Adolfoneda

Web de Medicina y Farmacia
Home » Medicamentos » Cleboprida

Cleboprida

agosto 29th, 2008 Posted in Medicamentos

Especialidades:
* CLANZOFLAT (0,5/200 mg. 45 caps., y 0,5/200 mg./5 ml emulsión 225 ml.)
CLEBORIL (0,5 mg. 30 y 60 compr., 0,5 mg./5 ml. sol. 125 y 250 ml., y 62,5 mcg./ml gotas ped 90 ml.)
* FLATORIL (0,5/200 mg. 45 caps., y 0,5/200 mg./5 ml emulsión 225 ml.)

los medicamentos con * contienen más de un principio activo

ACCION
– Procinético gastrointestinal, antiemético, antagonista dopaminérgico (D), ortopramida (grrupo). El mecanismo de acción de la cleboprida no está totalmente establecido.
* Efecto procinético. La cleboprida es un agonista de receptores serotoninérgicos 5-HT4, más potente que la metoclopramida, que producen la liberación de acetilcolina en el plexo mientérico de Auerbach. Estos efectos podrían ser también debidos a la potente inhibición de los receptores dopaminérgicos D2 a nivel periférico.
* Efecto antiemético. Podría deberse a la estimulación de la motilidad, y a sus efectos antagonistas de receptores D2 y 5-HT3 en la zona gatillo quimiorreceptora del área postrema. El antagonismo sobre los receptores 5-HT3 se da sólo a altas dosis.
La cleboprida estimula por tanto los movimientos peristálticos. Ésto se traduce en un aumento de la presión del cardias y una relajación del píloro, un aumento de la velocidad de vaciamiento gástrico y un aumento del peristaltismo esofágico e intestinal.

FARMACOCINETICA
Vía oral:
– Absorción: La cleboprida se absorbe bien y rápidamente por vía oral. La Cmax, de 2.19 µg/ml, se alcanza a las 1-2 horas.
– Metabolismo: La cleboprida sufre metabolismo en el hígado, dando lugar fundamentalmente a N-desbencil-cleboprida.
– Eliminación: La cleboprida inalterada se elimina rápidamente. Su metabolito tiene una semivida más prolongada.


INDICACIONES
:
– Náuseas y vómitos. Tratamiento sintomático de náuseas y vómitos, incluidas las producidas por medicamentos y las náuseas y vómitos postoperratorios.
– Enfermedad por reflujo gastroesofágico, gastroparesia y otros trastornos funcionales de la motilidad del tracto digestivo.
– Preparación de exploraciones del tubo digestivo, tanto en la radiografía como la intubación gastrointestinal.

POSOLOGIA
– Adultos, oral: 0.5 mg/8 horas.
– Niños de 12 a 20 años, oral: 0.25 mg/8 horas.
– Niños menores de 12 años: 20 µg/kg/24 horas, repartidos en 3 tomas.

NORMAS PARA LA CORRECTA ADMINISTRACIÓN:
Administrar la cleboprida 15-20 minutos antes de las comidas. Las formas líquidas se pueden administrar directamente o disueltas en algún líquido.

CONTRAINDICACIONES
– Hipersensibilidad a la cleboprida o alergia a ortopramidas.
– Hemorragia digestiva, obstrucción intetinal mecánica, perforación intestinal, o cualquier otro cuadro en los que la estimulación de la motilidad intestinal puede resultar peligroso.
– Historial de discinesia tardía por neurolépticos o cleboprida.
– Insuficiencia renal grave (CLcr menor a 30 ml/minuto). No se ha evaluado la seguridad y eficacia de la cleboprida en estos pacientes, por lo que no se recomienda su uso.

PRECAUCIONES
– Insuficiciencia renal. Se desconoce cómo se elimina la cleboprida, por lo que en caso de insuficiencia renal se podría producir una disminución del aclaramiento de la misma, con el consiguiente riesgo de intoxicación. Se recomienda extremar las precauciones en estos pacientes. No se han realizado estudios en pacientes con insuficiencia renal grave (CLcr menor a 30 ml/minuto), por lo que no se recomienda su uso (Véase contraindicaciones).
– Insuficiencia hepática. Se desconoce cómo se elimina la cleboprida, pero se podría producir una disminución de su aclaramiento, con riesgo de intoxicación. Se recomienda extremar las precauciones en estos pacientes.
– Enfermedad de Parkinson. La cleboprida puede empeorar la sintomatología del Parkinson, debido a sus efectos antagonistas dopaminérgicos, por lo que se recomienda extremar las precauciones en estos pacientes.
– Apendicitis o cuadros de intoxicación. Debido a sus efectos antieméticos, podría dar lugar a un enmascaramiento de estos cuadros, por lo que antes de iniciar un tratamiento contra los vómitos, se deberá descartar estos procesos.
– Pacientes en tratamiento con fármacos que pudiesen producir síntomas extrapiramidales, como fenotiazinas o butirofenonas.
– Síntomas extrapiramidales. La cleboprida puede inducir la aparición de síntomas extrapiramidales, sobre todo en niños, adultos jóvenes y ancianos, y especialmente cuando se utiliza a altas dosis. En caso de que apareciesen estos síntomas, se deberá suspender la administración de cleboprida. Puede ser necesario instaurar un tratamiento sintomático para eliminar esta sintomatología, administrando 50 mg de difenhidramina intravenosa o 1-2 mg de benzatropina intramuscular.
– Discinesia tardía. La cleboprida puede inducir lun cuadro de discinesia tardía. En este caso, se deberá suspender el tratamiento con cleboprida, y no se recomienda reiniciarlo (véase contraindicaciones).

ADVERTENCIAS

CONSEJOS AL PACIENTE:
– Se recomienda tomar este medicamento 15-20 minutos antes de las comidas.
– Se debe avisar al médico si el paciente está en tratamiento con sertralina, fenotiazinas o butirofenonas, debido al riesgo de reacciones extrapiramidales.
– Se debe avisar al médico si el paciente presenta movimientos involuntarios de cara, labios u ojos.

CONSIDERACIONES ESPECIALES:
– Se deberá suspender el tratamiento ante cualquier sospecha de síntomas extrapiramidales, discinesia tardía o síndrome neuroléptico maligno.
– Antes de iniciar un tratamiento contra los vómitos, se deberá descartar la presencia de apendicitis o intoxicación.

EMBARAZO :
Categoría B de la FDA. Se desconoce si la cleboprida es capaz de atravesar la placenta. En animales no han aparecido reacciones adversas para la madre o para el feto. No existen ensayos controlados ni adecuados en seres humanos, por lo que no se recomienda el uso de la cleboprida en mujeres embarazadas a no ser que los beneficios superen a los posibles riesgos.

LACTANCIA :
Se ignora si la cleboprida es excretada en cantidades significativas con la leche materna, y si ello pudiera afectar al niño. Se recomienda suspender la lactancia materna o evitar la administración de este medicamento.

NIÑOS :
La cleboprida se ha utilizado con eficacia incluso en niños menores de 1 año. Sin embargo, los pacientes pediátricos son más susceptibles a los efectos extrapiramidales. Estos síntomas remiten al suspender el tratamiento, aunque en ocasiones puede ser necesario un tratamiento con benzodiazepinas en niños o anticolinérgicos antiparkinsonianos en adolescentes. Por lo tanto, se aconseja no superar las dosis recomendadas de 20 µg/kg/24 horas.

ANCIANOS :
Los pacientes ancianos son especialmente susceptibles a los efectos extrapiramidales de la cleboprida, sobre todo parkinsonismo y discinesia tardía. Estos cuadros son más frecuentes con el uso de dosis elevadas o tratamientos prolongados.

EFECTOS SOBRE LA CONDUCCION :
La cleboprida puede producir agitación, somnolencia, astenia o sedación, por lo que los pacientes deberán evitar manejar maquinaria peligrosa, incluyendo automóviles, hasta que tengan la certeza razonable de que el tratamiento farmacológico no les afecta de forma adversa.

INTERACCIONES
La cleboprida podría modificar la absorción de otros principios activos, debido a la aceleración del tránsito gastrointestinal. Podría aumentar la velocidad de absorción o retrasar la disolución de distintos principios activos, al acelerar el vaciado gástrico. Se recomienda distanciar las tomas de ambos medicamentos.
De igual manera los efectos de la cleboprida podrían ser antagonizados por otros fármacos, como los derivados opioides o la atropina. La cleboprida, al ser un antagonista dopaminérgico podría potenciar los efectos de la levodopa. Se recomienda evitar ambos tipos de interacciones.
– Butirofenonas, fenotiazinas. La cleboprida podría desencadenar reacciones extrapiramidales cuando se asocie a otros fármacos que pudieran dar lugar a estos síntomas. Aunque no se han descrito casos, esta interacción no se puede descartar. Se sugiere realizar un control clínico del paciente, vigilándose la aparición de cualquier manifestación de tipo neurológico. En caso de que esto sucediese, se recomienda suspender la administración de metoclopramida.

REACCIONES ADVERSAS :
Los efectos adversos de cleboprida son, en general, leves, transitorios y reversibles con la interrupción del tratamiento:
– Digestivas. Es común (2-9%) la presencia de náuseas, diarrea o estreñimiento.
– Cardiovasculares. En raras ocasiones (<1%), podría aparecer HTA.
- Neurológicas. Es frecuente (10-25%) la agitación, somnolencia y sedación. Es común (1-9%) la aparición de síntomas extrapiramidales, sobre todo distonía aguda, que suele aparecer a especialmente en jóvenes a dosis superiores a 20 µg/kg/24 horas. También puede aparecer parkinsonismo y discinesia tardía, sobre todo en ancianos y en tratamientos prolongados o a altas dosis. Es más rara (<1%) la cefalea, mareo, insomnio y ansiedad.
- Endocrinas. Se han descrito raros casos (<1%) de hiperprolactinemia, que podría cursar con amenorrea reversible, galactorrea, ginecomastia y mastalgia.
- Generales. Es común (>10%) la astenia.

SOBREDOSIS :
Síntomas: No existe mucha experiencia con la sobredosis por cleboprida, aunque se espera que produzca síntomas similares a sus reacciones adversas.
Tratamiento: Se recurrirá al lavado de estómago. No existe un antídoto específico, aunque se han administrado con eficacia anticolinérgicos como la difenhidramina o la benzatropina o la administración de benzodiazepinas en niños y/o fármacos anticolinérgicos antiparkinsonianos en adultos.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
– AHFS Drug Information. American Society of Health-system Pharmacists, Bethesda. 44th Edition, 2002.
– British National Formulary. British Medical Association, London. 44th Edition, 2002.
– Drug Facts and Comparisons. Facts and Comparison, Saint Louis. 57th Edition, 2003.
– Martindale. The Complete Drug Reference. Pharmaceutical Press, London. 33th Edition, 2002.
– Micromedex.
– PDR. Thomson, Montvale. 57th Edition, 2003.
– United States Pharmacopoeia, Dispensation Information. 14th Edition, 1994.
– BOT Plus. Consejo de Colegios Farmacéuticos. 2008

Diciembre 2008

Leave a Reply

*