Clorambucilo

Especialidades:
LEUKERAN (2 mg. 50 y 100 compr. y 5 mg. 100 compr.)

ACCION
Antineoplásico del grupo de las mostazas nitrogenadas. Es un agente electrofílico, que actúa específicamente durante la fase S del ciclo celular. Reacciona con átomos nucleofílicos de las bases nucleicas, formando puentes inter e intracatenarios en la doble hélice de ADN, provocando interferencias importantes en los procesos de transcripción y replicación del ADN.

FARMACOCINETICA :
Vía Oral: Rápida absorción gastrointestinal siendo la biodisponibilidad del 70-80%. Los alimentos reducen la absorción oral entre un 10-20%. Su volumen aparente de distribución es de 0,14 a 0,24 l/kg. Es metabolizado extensamente en el hígado, siendo el principal metabolito activo la mostaza ácido-fenilacética. Es eliminado mayoritariamente con la orina en forma metabolizada y <1% inalterado. Su semivida de eliminación es de 1,5-2h. INDICACIONES : - Leucemia linfoide crónica. - Linfoma maligno. - Enfermedad de Hodgkin. - Macroglobulinemia. - Policitemia vera. - Cáncer de ovario. - Síndrome nefrótico. POSOLOGIA
Vía oral:.
– Adultos: Como agente único, inicialmente 0,1-0,2 mg/kg/24 h (4-10 mg/día) durante 3-6 semanas. En caso de precisar dosis de mantenimiento, 0,03-0,1 mg/kg/24 h. En pacientes tratados en las cuatro semanas últimas con radioterapia o fármacos mielodepresores o en aquellos con infiltración linfocítica de la médula ósea o médula ósea hipoplásica, no exceder de 0,1 mg/kg/24 h.
Algunos clínicos recomiendan un ciclo bisemanal intermitente para reducir toxicidad hematológica consistente en dosis inicial de 0,4 mg/kg una vez cada 2 semanas, con aumento cada 2 semanas de 0,1 mg/kg hasta que hay respuesta clínica o mielosupresión.
Síndrome nefrótico: 0,1-0,2 mg/kg/24 h, durante 8-12 semanas.
– Niños: 0,1-0,2 mg/kg/24 h ó 4,5 mg/m2/24 h. Síndrome nefrótico: dosis similares al adulto.

CONTRAINDICACIONES
– Hipersensibilidad al clorambucilo o a otros agentes alquilantes.
– Resistencia mostrada al medicamento.
– Porfiria aguda intermitente.

PRECAUCIONES
– Antecedentes de convulsiones, traumatismo craneoencefálico o tratados con fármacos epileptógenos (aumenta el riesgo de convulsiones).
– Depresión medular. Posible depresión medular grave, especialmente leucopenia y trombopenia.
– Tratamiento previo con radioterapia o fármacos mielodepresores.
– Gota, hiperuricemia: el clorambucilo puede elevar los niveles plásmaticos de ácido úrico, especialmente en pacientes con linfoma.

ADVERTENCIAS

Se debe notificar al médico si aparece fiebre, tos, disnea, hemorragias, hematomas, convulsiones o confusión mental.
– Monitorización: Antes de iniciar el tratamiento y a intervalos regulares durante el mismo: recuento sanguíneo, hemoglobina, hematocrito, ácido úrico.

EMBARAZO :
Categoría D de la FDA. Defectos urogenitales en animales, incluyendo ausencia de un riñón. No hay estudios adecuados y bien controlados en embarazadas, no obstante, el clorambucilo puede causar daño fetal debido a sus efectos citotóxicos directos. Se han registrado dos casos de agénesis unilateral del riñón y uréter izquierdo durante la exposición en el trimestre 1º. El uso de clorambucilo en mujeres embarazadas se limita a situaciones en las que se encuentre amenazada la vida de la madre o en enfermedades severas en las que otros fármacos no puedan ser usados o sean ineficaces. Se recomienda a las mujeres en edad fértil la utilización de método anticonceptivo adecuado. También se recomienda advertir del riesgo potencial del feto en caso de que la paciente use el fármaco durante el embarazo o se quede embarazada durante su uso.

LACTANCIA :
Se ignora si el clorambucilo es excretado con la leche materna. A causa de la posibilidad de graves efectos adversos en los lactantes y considerando que éstos son extremadamente sensibles a los efectos mielosupresores de los fármacos citostáticos, se recomienda suspender la lactancia materna o evitar la administración de este medicamento.

NIÑOS :
La seguridad y eficacia del uso de clorambucilo en niños no han sido establecidas, no obstante, se ha utilizado en niños cuando se ha considerado que los beneficios superan los posibles riesgos. Uso limitado a situaciones extremas y siempre bajo estrecha vigilancia clínica.

ANCIANOS :
Los pacientes geriátricos presentan mayor riesgo de mielosupresión y cardiotoxicidad con el uso de agentes antineoplásicos, asimismo, atendiendo a la paulatina destrucción de la barrera hemato-encefálica, son más frecuentes los efectos sobre el Sistema Nervioso Central. Uso precautorio.

INTERACCIONES :
– Ciclosporina: ocasinalmente disminución de niveles plasmáticos de ciclosporina.


REACCIONES ADVERSAS
:
Las reacciones adversas son más frecuentes con tratamientos prolongados y la mayoría son reversibles si se detectan tempranamente. Las más características son:
-Digestivas: ocasionalmente (1-9%): náuseas, vómitos; raramente (<1%): diarrea; excepcionalmente (<0,1%): úlcera bucal. -Endocrinas: excepcionalmente (<0,1%): amenorrea. -Hepatobiliares: raramente (<1%): hepatotoxicidad. -Neurológicas: ocasionalmente (1-9%): temblores, ataxia, parestesia; raramente (<1%): convulsiones; excepcionalmente (<0,1%): neuropatía periférica. -Psiquiátricas: ocasionalmente (1-9%): confusión, agitación; raramente (<1%): alucinaciones. -Respiratorias: ocasionalmente (1-9%): fibrosis pulmonar, en tratamientos prolongados, comenzando con síntomas como tos, disnea y fiebre. -Sanguíneas: frecuentemente (10-25%): aplasia medular, neutropenia, anemia y trombocitopenia. -Sexuales: excepcionalmente (<0,1%): azoospermia. Diciembre 2008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*