Determinaciones enzimáticas en orina

Amilasuria

La amilasa se encuentra en órganos como el páncreas, las glándulas salivales, el hígado, el intestino delgado, el riñón y la trompas de Falopio e incluso algunas neoplasias pueden producirla (pulmón, edsófago y mama entre otras). Se encuentra elevada en casos de hiperamilasemia y no es un marcador más sensible o específico que la determinación de los niveles séricos. Algunos autores proponen la utilidad del cociente urinario de aclaramiento de amilasa urinaria/creatinina urinaria en el diagnóstico de la pancreatitis grave en ausencia de hiperamilasemia y edn la macroamilasemia. Sin embargo, estas determinaciones están siendo despalazadas por la detección de la lipasa sérica (VN de la amilasuria: 0,04-0,30 U/min o entre 60-450 U/día).

  1. La amilasa urinaria aumenta en:
  2. Disminuye en:

Deshidrogenasa láctica (LDH)

La deshidrogenasa láctica se encuentra en múltiples órganos (corazón, hígado, riñón, músculo estriado, cerebro, hematíes, pulmón, etc.), por lo que un aumento en sus niveles no es específico y puede corresponder a diferentes alteraciones. Existen 5 isoenzimas (que en la práctica habitual no se determinan): LDH1, principalmente en corazón y vasos sanguíneos; LDH2, sistema reticuloendotelial; LDH3, pulmón y otros tejidos; LDH4, riñón, placenta y páncreas; y LDH5, hígado y músculo estriado. Es importante una recolección adecuada de la muestra y evitar falsos positivos por la presencia de hematuria o bacteriuria.
Los niveles son normales en la nefroesclerosis benigna, la uropatía obstructiva, los quistes renales simples y la litiasis.

Aumenta en:

Lisozima

Es una enzima lisosomal cuyos niveles urinarios pueden aumentar en trastornos mieloproliferativos, especialmente en la leucemia monocítica y mielomonocítica.

N-acetil-beta-glucosaminidasa

V. apartado de marcadores de daño tubular

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*