Enfermedad de Lyme

Enfermedad transmitida por garrapatas del género Ixodes y causada por Borrelia burgdoferi, B. garinii y B. afzelii. A lo largo de su evolución presenta manifestaciones cutáneas, reumatológicas, neurológicas y cardíacas. El eritema crónico migratorio es la lesión cutánea típica e inicial, que comienza con una pequeña pápula en el sitio de picadura de la garrapata y que se extiende de forma circular dando lugar a un exantema con la parte central clara. En ocasiones la lesión puede pasar desapercibida para el paciente por lo que la ausencia de datos anamnésicos sobre la lesión cutánea no excluye el diagnóstico.

Diagnóstico microbiológico

EXAMEN MICROSCÓPICO
Carece de valor pues rara vez pueden observarse borrelias en muestras clínicas.
CULTIVO
Se puede realizar en medios especiales, aunque su desarrollo es lento. No se utiliza para el diagnóstico clínico por su baja sensibilidad.
DIAGNÓSTICO SEROINMUNOLÓGICO
Se pueden detectar anticuerpos IgG e IgM mediante ELISA o por IFI. Los anticuerpos IgM aparecen de 2 a 4 semanas después del comienzo de la enfermedad. Los anticuerpos IgG son más tardíos. La técnica de Western Blot se utiliza para confirmar los sueros que han sido positivos por ELISA.
BIOLOGÍA MOLECULAR
La técnica de PCR es eficaz para la detección de secuencias genéticas especificas de Borrelia burgdorferi.

Alteraciones analíticas de interés

VSG acelerada.
HEMOGRAMA: Anemia y a emnudo leucocitosis.
BIOQUÍMICA: IgM alta, crioglobulinemia. Enzimas hepáticas a veces elevadas.
ORINA: Proteinuria y microhematuria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*