Fármacos en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca

clip_23

El tratamiento farmacológico de la insuficiencia cardíaca se divide en dos contextos y métodos distintos: tratamiento de la IC crónica descompensada y tratamiento de la IC crónica estable. Los objetivos de estos dos tipos de tratamiento son diferentes y parte de la dificultad de tratar a pacientes individuales con IC es el arte de conseguir que los pacientes de la primera categoría pasen a la segunda. En el tratamiento de los pacientes con IC descompensada, los objetivos consisten en estabilizarles, restaurar la perfusión de los órganos, devolver la presión de llenado a niveles óptimos e iniciar el paso al tratamiento crónico. En contraste, los objetivos del tratamiento de los pacientes con IC estable crónica son prolongar la supervivencia, reducir al mínimo los síntomas y la incapacidad, mejorar la capacidad funcional y retrasar la progresión de la enfermedad. Los diuréticos, los vasodilatadores y los fármacos isótropos positivos se usan para reducir al mínimo los síntomas y mejorar la capacidad funcional, y los inhibidores neurohormonales se emplean de forma principal para aumentar la supervivencia y retrasar la progresión de la enfermedad.

Diuréticos

Vasodilatadores

Fármacos inótropos positivos

Inhibidores neurohormonales

Referencias

Bristow MR, Linas S, Port JD. Fármacos en el tratmiento de la insuficiencia cardíaca. En: Zipes DP, Libby P, Bonow RO y Braunwald E, coordinadores. Tratado de Cardiología. 7ª ed. Madrid: Elsevier; 2006. p. 569-601.

2009

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*