Fiebre botonosa mediterránea (fiebre exantemática)

Enfermedad febril causada por Rickettsia conorii y transmitida por la picadura de la garrapata del perro (Ripicephalus sanguineus). El exantema junto con la mancha negra en el lugar de la picadura de la garrapata son los signos típicos de la enfermedad.

Diagnóstico microbiológico

EXAMEN MICROSCÓPICO
Detección mediante inmunofluorescencia directa en las biopsias de piel u otros tejidos infectados.
CULTIVO
No se utiliza para el diagnóstico de laboratorio.
DIAGNÓSTICO SEROINMUNOLÓGICO
Detección de anticuerpos específicos mediante inmunofluorescencia indirecta o fijación de complemento. Se consideran positivos valores superiores a 1/64 y 1/16, respectivamente, aunque en las fases iniciales de la enfermedad pueden ser negativos, por lo que tiene más valor la demostración de un incremento en los valores entre dos sueros separados 2 y 3 semanas entre sí.

Alteraciones analíticas de interés

Cifra normal de leucocitos o ligera leucocitosis. Inicialmente, en la fórmula, predominio mononuclear, y posteriormente neutrofilia. Elevación de la VSG. Tendencia a anemia y trombocitopenia. En un 50%, alteración de transaminasas. Un 35% de los casos presentan alteración de las enzimas musculares, con elevación de CPK y aldolasa. Puede observarse también hipoalbuminemia e hiponatremia.
ORINA. En algunos casos proteinuria con alteraciones variable del sedimento urinario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*