Fiebre Q

Enfermedad causada por Coxiella burnetii que puede presentarse de forma aguda con cuadro febril acompañado de mialgias y que suele asociarse a un cuadro respitarorio de neumonía atípica, acompañado con frecuencia de hepatoesplenomegalia. también se puede presentar en forma crónica, siendo la manifestación más frecuente de esta forma la endocarditis subaguda.

Diagnóstico microbiológico

CULTIVO
Sangre y otros tejidos en líneas celulares y huevos embrionados de pollo. Se deben realizar en un nivel de seguridad tipo 3 por su elevada infecciosidad.
INOCULACIÓN AL COBAYA O RATÓN
Permite identificar C. burnetii en el tejido esplénico del animal.
DIAGNÓSTICO SEROINMUNOLÓGICO
Se han utilizado las técnicas de microaglutinación, fijación de complemento, inmunofluorescencia indirecta y ELISA. La técnica más utilizada es la inmunofluorescencia indirecta, tanto para el diagnóstico de la fiebre Q aguda como crónica. En la fiebre Q aguda, el nivel de anticuerpos frente a las bacterias en la fase II (forma antigénica obtenida por múltiples pases en cultivos celulares o huevos embrionados de pollo) es igual o superior al nivel de anticuerpos frente a las bacterias en fase I (forma antigénica que presenta la bacteria en la naturaleza y en animales de laboratorio). Así mismo, es diagnóstico de fiebre Q aguda un nivel de anticuerpos frente a la fase II superior a 1/256. En la fiebre Q crónica, el nivel de anticuerpos frente a la fase I es superior que frente a la fase II. Así mismo, es diagnóstico de fiebre Q crónica un nivel de anticuerpos frente a fase I igual o superior a 1/800 utilizando inmunofluorescencia indirecta (IFI) o igual o superior a 1/200 utilizando la reacción de fijación de complemento.

Alteraciones analíticas de interés

Cifras normales de leucocitos, o leucopenia moderada (alrededor de 5.000) con neutrofilia relativa y desviación a la izquerda en una tercera parte de los casos; linfopenia y disminución de los eosinófilos. Excepcionalmente, menos del 10% de los casos, leucocitosis ligera.
VSG. Aceleración discreta o moderada, generalmente no superior a 50 en la primera hora. Hipergammaglobulinemia.
ORINA
Ligera proteinuria en una tercera parte de los casos. En ocasiones, desarrollo de glomerulonefritis por inmunocomplejos con microhematuria y leucocituria.
QUÍMICA HEMÁTICA
Afectación muy frecuente con desarrollo de hepatitis granulomatosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*