Fiebres hemorrágicas

Enfermedades febriles y hemorrágicas, con compromiso multiorgánico, que pueden llegar a ser mortales, producidas por distintos virus transmitidos por insectos y que tienen de reservorio natural diversos vertebrados (zoonosis). Entre los virus causantes se encuentran arenavirus (virus de la coriomeningitis linfocitaria, virus de la fiebre Lassa, virus Machupo), bunyavirus (virus Hantaan, virus de la fiebre del valle del Rift, virus de la fiebre hemorrágica del Congo-Crimea), filovirus (virus de Malburg, virus ébola), flavivirus (virus de la fiebre amarilla, virus Dengue, virus del bosque de Kyasanur, virus de la fiebre hemorrágica de Omsk), y reovirus (virus de la fiebre del Colorado) y alfavirus (virus del río Ross). Están restringidos geográficamente a las áeras en las que viven sus hospedadores naturales.

Diagnóstico microbiológico

Son importantes los datos epidemiológicos y la localización geográfica que oriente al agente causal.
EXAMEN MICROSCÓPICO
Observación en microscopio electrónico o inmunofluorescencia directa sobre muestras de tejido o de ganglio.
CULTIVO
No se recomienda el aislamiento de los virus reponsables, aunque se podría hacer a partir de muestras de suero, sangre y orina. No están del todo establecidos y se requiere la manipulación de las muestras en niveles de seguridad de tipo 4.
DIAGNÓSTICO SEROINMUNOLÓGICO
Existen pruebas serológicas para algunos de ellos, pero sólo se realizan en laboratorios especializados. Demostración de anticuerpos IgM o IgG en suero mediante inmunofluorescencia y/o ELISA.
BIOLOGÍA MOLECULAR
PCR para detectar genomas. Están en desarrollo sólo en laboratorios especializados.

Recomendaciones

PCR y diagnóstico seroinmunológico mediante ELISA en laboratorios de referencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*