Helmintiasis intestinales (ascaris, tenia, oxiuros)

Parasitosis causadas por diferentes especies de helmintos, cuyos adultos se localizan en distintas regiones del intestino. Las más frecuentes se deben a nematodos como Ascaris lumbricoides, Enterobius vermicularis, Trichuris trichiura (lombrices intestinales) o Ancylostoma duodenale y Necator americanus (uncinarias) y cestodos como las tenias del cerdo y la vaca, respectivamente (Taenia solium y T. saginata), o Diphyllobothrium latum (tenia del pescado). Algunas de estas parasitosis pueden resultar asintomáticas o dar lugar a cuaderos digestivos inespecíficos. Cabe mencionar la existencia de localización extraintestinal de las larvas (migraciones viscerales que afectan sobre todo al pulmón) en el caso de Ascaris y de las uncinarias, así como la presencia de una sintomatología muy característica (prurito anal y perturbaciones nerviosas) en la enterobiasis.

Diagnóstico microbiológico (excepto para la enterobiasis)

EXAMEN DIRECTO
Mediante estudio o examen coproparasitario. Basado en la observación de los adultos en las heces, que suele ser muy patente en el caso de grandes helmintos, como los ascaris o las tenias (fragmento de la estróbila de unos 8-10 cm). En el caso de las pequeñas lombrices es encesario un examen macrosópico más detallado de las heces, y en ocasiones una confirmación microsópica de los ejemplares hallados. Resulta fundamental el estudio microscópico de las heces que permite observar los huevos (morfología característica) que posibilitan la identificación del parásito. En el caso concreto de T. solium y T. saginata, la morfología del huevo es idéntica y la diferenciación entre estas dos especies se hace por estudio de los proglótidos grávidos (número de ramificaciones uterinas).

Diagnóstico microbiológico (enterobiasis)

La detección de los adultos en heces (hallazgo accidental) posibilita en ocasiones establecer el parasitismo por E. vermicularis, aunque el método de elección es el de la «espátula adhesiva» o método de Graham, que consiste en la aplicación de una superficie adhesiva (scoch tape) sobre la piel en los márgenes anales. Es conveniente realizar la toma durante 3 días consecutivos, preferentemente por la mañana, al despertar y antes del aseo matinal. La cinta así recogida se envía a laboratorio para observación al microspocio, lo que permite evidenciar los huevos de morfología característica. Un resultado negativo no tiene demasisado valor para descartar una oxiuriasis; para ello, se admite que deben observarse al menos 4-6 resultados negativos en otras tantas muestras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*