Mononucleosis infecciosa

Infección sistémica de la infancia y adolescencia producida por el virus de Epstein-Barr (de la familia de los herpesvirus).


Diagnóstico microbiológico

EXAMEN MICROSCÓPICO
Demostración del virus mediante anticuerpos específicos en tejido de ganglios linfáticos.
CULTIVO
Cultivable sólo en linfocitos B fetales. Sólo se puede realizar en laboratorios especializados.
DIAGNÓSTICO SEROINMUNOLÓGICO
Es el método de elección para el diagnóstico. Test de Paul-Bunell (o de Hanganatziu-Deicher). Demostración de anticuerpos heterófilos en el paciente, por la capacidad de aglutinar hematíes de carnero a niveles superiores a 32 y crecientes con el curso de la enfermedad. Para diferenciar dela enfermedad del suero se recomienda diferenciar de los anticuerpos de Forssman, absorbibles por la suspensión del riñón de cobaya (prueba de adsorcion diferencial de Davidson y Walker). Puede haber falsos negativos en el 10-15% de los casos (más frecuentemente en niños) y falsos positivos en sífilis, etc. La prueba más específica es la detección de anticuerpos IgM anti-VCA (antígeno de cápside viral) (100%). Demostración de seroconversión entre sueros de fase aguda y convalecientes en anticuerpos IgG anti-VCA. Es posible también la detección de anticuerpos anti-Early Antigen y anti-EBNA en el curso de la enfermedad.

Alteraciones analíticas

En los primeros días leucopenia más o menos marcada. Posteriormente sube la cifra leucocitaria de forma progresiva hasta valores de 10-20.000 leucocitos. Existe neutropenia relativa y absoluta con una proporción de hasta el 60% o incluso mayor de linfocitos y monocitos en los recuentos por autoanalizador. Cuando se realiza una extensión de sangre periférica se observa que estas células corresponden a linfocitos grandes de aspecto basófilo también llamados linfocitos estimulados o virocitos. Hoy se sabe que estos linfocitos corresponden a linfocitos T activados, y aunque específicos ya que pueden verse en otras muchas viriasis, son los que han dado nombre a la enfermedad. la prueba de Paul Bunnell, aunque no totalemente específica, es característica de la infección por virus de Epstein-Barr y existe, no obstante, un síndrome mononucleósico, producido por citomegalovirus, y en la primoinfección por VIH indistinguinble clínicamente de la mononucleosis infecciosa pero con Paul Bunnell típicamente negativo. La VSG es característicamente normal. Son frecuentes una ligera trombocitopenia y alteración discreta de pruebas hepáticas, y puede observarse anemia hemolítica poco intensa en general.

Recomendaciones

Test de Paul Bunnell o sus modificaciones, como prueba de cribado. En niños es más recomendable la serología (anti-VCA IgM), para demostración de infección primaria, además de ser una prueba más específica. En reactivaciones se recomienda estudio serológico completo o combinado con sueros distanciados en el tiempo al menso 3 semanas. Hay que tener en cuenta la influencia del factor reumatoide en la obtención de falsos positivos y negativos en IgM anti-VCA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*