Adolfoneda

Web de Medicina y Farmacia
Home » Varios » Parafina líquida

Parafina líquida

septiembre 6th, 2008 Posted in Varios

Especialidades:


PARAFINA LÍQUIDA (DERMO)

* ACEITE ACALÓRICO ORDESA
* LUBRIFILM
* VASELATUM

PARAFINA LÍQUIDA (LAXANTE)

* EMULIQUEN LAXANTE
EMULIQUEN SIMPLE (2,39 g./5 ml. emulsión 230 ml., y 7,17 g. 10 y 200 sobres)
HODERNAL (4,5 g./5 ml. sol. 100 y 300 ml.)

los medicamentos con * contienen más de un principio activo

ACCION
– Laxante. La parafina es un laxante de tipo lubricante, formada por mezclas de hidrocarburos alifáticos de cadena larga. Actúa recubriendo las heces de una capa hidrofóbica que impide que el agua contenida en el bolo fecal sea absorbida por el intestino, permaneciendo las heces blandas, lo que facilita su eliminación. La acción comienza al cabo de 6-8 horas.

INDICACIONES
– Estreñimiento. Tratamiento sintomático del estreñimiento temporal en situaciones como ancianos, embarazo, postparto, hemorroides. Prevención del estreñimiento, para evitar esfuerzos durante la defecación, tal como en colon irritable, infarto de miocardio reciente, hemorroides, fisura anal o hernia diafragmática entre otros.

POSOLOGIA
– Adultos y niños mayores de 12 años, oral: 15 ml/12-24 horas. A medida que se vaya regularizando el hábito intestinal, se debe disminuir la dosis diaria y luego espaciarlas cada 2-3 días.
– Niños, oral:
* Niños de 6-12 años: 5 ml/12-24 horas.
* Niños menores de 6 años: No se ha evaluado la eficacia y seguridad de este medicamento en estos pacientes.

NORMAS PARA LA CORRECTA ADMINISTRACIÓN:
Se recomienda administrar este medicamento al acostarse, y si fuera necesaria una segunda dosis, por la mañana en ayunas o dos horas después del desayuno. Se aconseja diluir la parafina en un vaso de agua y tomarlo en posición erguida, para evitar el paso de gotitas de aceite al aparato respiratorio. Se debe tomar abundante cantidad de líquido (hasta dos litros diarios) para facilitar el ablandamiento de las heces.

CONTRAINDICACIONES
– Hipersensibilidad a cualquier componente del medicamento.
– Situaciones en las que el tránsito gastrointestinal se encuentre dificultado o impedido, como obstrucción intestinal, íleo paralítico o impactación fecal. Debido a los efectos laxantes de la parafina, se podría agravar la obstrucción.
– Dolor abdominal de origen desconocido. No debería iniciarse un tratamiento con un laxante en pacientes aquejados de dolor abdominal hasta haber identificado la causa, ya que el laxante podría enmascarar la sintomatología de un cuadro más grave.
– Patologías en las que resulte peligroso aumentar el peristaltismo intestinal, como apendicitis o perforación intestinal. La utilización de laxantes en estos pacientes podría agravar el cuadro.

PRECAUCIONES
– Sintomatología de apendicitis, como pacientes aquejados de náuseas, vómitos o calambres abdominales. En pacientes aquejados de estos síntomas, se recomienda descartar la presencia de apendicitis, y si se diagnosticase, no debería utilizarse un laxante.
– Desequilibrio electrolítico. El uso de laxantes durante largos períodos de tiempo puede dar lugar a fenómenos de desequilibrio electrolítico. Los pacientes deberán estar correctamente hidratados y sus niveles de electrolitos ser normales antes de iniciar un tratamiento con un laxante.
– Dependencia. El uso continuado de laxantes puede generar una dependencia, debido a que podrían dar lugar a desequilibrios electrolíticos que generasen atonía intestinal.
– Neumonitis lipídica. La aspiración de gotitas de aceite puede dar lugar a neumonitis lipídica. Esta cuadro se da sobre todo en niños pequeños y pacientes encamados o con disfagia.

ADVERTENCIAS

CONSEJOS AL PACIENTE:
– Este medicamento no debe ser utilizado por pacientes con obstrucciones intestinales o pacientes encamados.
– Su uso continuado puede provocar habituamiento.
– Si al cabo de 1 semana de utilización, el estreñimiento no mejora, persiste o empeora, se debe consultar al médico o farmacéutico.
– Se recomienda administrar este medicamento al acostarse, y si fuera necesaria una segunda dosis, por la mañana con el estómago vacío.
– Antes de iniciar un tratamiento frente al estreñimiento, se deberían modificar los hábitos de vida. Se recomienda ingerir una gran cantidad de agua diaria (más de dos litros), un aporte adecuado de fibra, responder al estímulo de la defecación y realizar ejercicio.

CONSIDERACIONES ESPECIALES:
– Se debe diagnosticar antes del tratamiento la causa del estreñimiento, descartando la posibilidad de obstrucciones del tracto gastrointestinal o apendicitis.
– Antes de iniciar un tratamiento, el paciente debe estar correctamente hidratado y sus niveles de electrolitos ser normales. No se debe iniciar un tratamiento si dichos niveles están alterados.

ANALISIS CLINICOS :
– Glucosa. Los niveles de glucosa séricos pueden aumentar tras el uso continuado de laxantes.
– Potasio. El uso prolongado de laxantes puede dar lugar a una hipopotasemia.

EMBARAZO :
Categoría C de la FDA. El aceite de parafina no suele absorberse, aunque con el uso oral crónico se puede producir una alteración en la absorción de vitaminas liposolubles. Se han dado casos de hipoprotrombinemia y enfermedad hemorrágica en recién nacidos cuando se administró de manera crónica aceite mineral por vía oral a mujeres embarazadas. El uso de este medicamento sólo se acepta por lo tanto en el tratamiento del estreñimiento a corto plazo en mujeres embarazadas.

LACTANCIA :
La parafina no suele absorberse. A pesar de ello, se desconoce si se excreta con la leche materna y los posibles efectos que podría tener sobre el lactante. Uso precautorio.

NIÑOS :
Por regla general, no se recomienda la utilización de laxantes en niños menores de 6 años, ya que no suelen ser capaces de describir sus síntomas con precisión. Debe realizarse un diagnóstico adecuado antes de usar un laxante, ya que podría enmascarar cuadros más graves. Hay que tener presente que los niños menores de 6 años son más proclives a la aspiración de las gotas de aceite, lo que puede producir neumonía lipídica.

ANCIANOS :
Los pacientes ancianos encamados no deben utilizar la parafina debido a la posibilidad de aspiración de gotitas de aceite. Sin embargo, no se han descrito problemas en otros pacientes ancianos no encamados, por lo que se acepta su uso.

INTERACCIONES
– Digoxina. El uso prolongado de laxantes puede originar una depleción de los niveles de potasio, aumentando la toxicidad de la digoxina. Se recomienda controlar los niveles de electrolitos en pacientes en tratamiento con digoxina.
– Docusato sódico. El docusato sódico podría aumentar la absorción del aceite mineral debido a sus propiedades tensoactivas. Se recomienda distanciar las dosis de ambos medicamentos al menos 2 horas.
– Vitaminas liposolubles (vitaminas A, D, E y K). El uso de aceites minerales como laxantes podría interferir con la absorción de las vitaminas. Se recomienda distanciar la administración de estos medicamentos al menos 2 horas.

REACCIONES ADVERSAS :
Los efectos adversos de la parafina son, en general, leves y transitorios. Las reacciones adversas más características son:
– Digestivas. Es muy rara (<1%) la aparición de molestias perianales como prurito anal o irritación anal y hemorroides.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
– AHFS Drug Information. American Society of Health-system Pharmacists, Bethesda. 44th Edition, 2002.
– British National Formulary. British Medical Association, London. 44th Edition, 2002.
– Drug Facts and Comparisons. Facts and Comparison, Saint Louis. 57th Edition, 2003.
– Martindale. The Complete Drug Reference. Pharmaceutical Press, London. 33th Edition, 2002.
– Micromedex.
– PDR. Thomson, Montvale. 57th Edition, 2003.
– United States Pharmacopoeia, Dispensation Information. 14th Edition, 1994.
– BOT Plus. Consejo General de Colegios Farmacéuticos. 2008

Enero 2009

Leave a Reply

*