Péptidos natriuréticos

Los péptidos natriuréticos son hormonas polipeptídicas producidas por los miocitos cardíacos en respuesta a la dilatación y/o sobrecarga de presión de las cavidades cardíacas.
De entre ellos los más conocidos son:

  • Péptido natriurético atrial (ANP) secretado a nivel de las aurículas
  • Péptido natriurético cerebral (BNP), denominado así por haber sido aislado por primera vez en el cerebro del cerdo. Su secrección se realiza en las aurículas y ventrículos. Este último es el que por el momento presenta mayor aplicación clínica y será del que se hable a continuación

La producción del BNP está codificada por un gen localizado en el brazo corto del cromosoma 1. Este gen codifica la síntesis de Pro-BNP, cadena polipeptídica de 108 aminoácidos, que una vez secretado se transforma en BNP (32 aa), que es la molécula activa y NT Pro-BNP (76 aa), que corresponde al fragmento n-terminal inactivo.Sin título
No existe almacenamiento en los miocitos cardíacos de los péptidos natriuréticos, por lo que su producción y subsiguiente liberación a plasma se realiza de forma progresiva, una vez iniciado el estímulo desencadenante (dilatación o aumento de presión en las cavidades cardíacas).
Las acciones fisiológicas del BNP se producen en:

  • El riñón con aumento de la natriuresis y la diuresis e inhibición de la renina y aldosterona
  • Los vasos, produciendo relajación de musculatura lisa vascular con dilatación de las arterias pulmonares e inhibición del espasmo coronario
  • Otras acciones: inhibición de la fibrosis miocárdica y de la producción de plasminógeno

Su aplicación en clínica es muy reciente, a raíz de trabajos publicados en los últimos años, donde se ha comprobado que el Pro-BNP puede servir como marcador de sobrecarga de cavidades cardíacas, manifestando una gran correlación entre el grado de sobrecarga y las concentraciones en suero.
Artículos recientes han demostrado su utilidad en la práctica diaria como marcador de diagnóstico diferencial de la disnea de origen cardíaco frente a la disnea de origen respiratorio. En estos casos, utilizando valores de corte de 100 picogramos por ml se consiguen alta sensibilidad (cercana al 90%) con especificidades del 76% y un alto valor predictivo negativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*