Personalidad y enfermedad física

Una consideración especial merece la relación entre personalidad y enfermedad física; no obstante, ningún estudio ha podido distinguir entre el efecto de la enfermedad en los diversos aspectos de la personalidad, y los efectos de las diversas variables de la personalidad en el inicio de la enfermedad.
Los estudios longitudinales son más útiles para demostrar las relaciones entre los rasgos de personalidad, demostrados inicialmente, y la llegada posterior de la enfermedad. Los sujetos que abandonaron los estudios, principalmente a causa de enfermedad y muerte, eran más ansiosos y neuróticos que los sujetos que sobrevivieron durante largo tiempo. En otro estudio, transversal, la mayor correlación con niveles anormalmente altos de ansiedad se presentó en pacientes con enfermedades físicas. Los altos niveles de ansiedad se correlacionaron significativamente con nueve enfermedades, entre éstas: HTA, trastornos neurológicos, trastornos urológicos, problemas cardíacos, úlceras gástricas, disminución de la elasticidad arterial, accidentes cerebrovasculares y diabetes. También resultó de interés que la ansiedad se correlacionara negativamente de manera significativa con ausencia de necesidad de atención médica durante más de 6 meses.
Se presume que una atención adecuada y rápida de la enfermedad física es, probablemente, un factor importante para el mantenimiento de una buena salud mental.
En otro estudio se hicieron las siguientes preguntas: “¿Ha notado usted cambios en la personalidad del anciano?”, “¿Se ha vuelto más irritable?”, “¿Lo nota usted más obstinado?”, “¿Ha perdido el interés por los demás?”.
Una respuesta positiva a las preguntas anteriores fue tomada como indicativa de un cambio en la personalidad. Los principales predictores en esta muestra de un cambio de personalidad fueron: pobre funcionamiento en las actividades de la vida diaria (AVD), discapacidad física e historia de cáncer.
Estos resultados son interesantes. Sugieren que un vínculo entre la llegada del cambio de personalidad y la enfermedad física está relacionado con el grado en el cual se ve afectado el funcionamiento diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*