Adolfoneda

Web del Dr. Adolfo de la Peña
Home » Varios » Prevalencia e incidencia

Prevalencia e incidencia

abril 25th, 2009 Posted in Varios

La prevalencia de una enfermedad es el número de casos en la población dividido por el número de pacientes de riesgo. En cambio, la incidencia se refiere al número de nuevos casos que surgen en una población en un determinado período de tiempo, en general un año. La prevalencia viene determinada por la incidencia y la duración media de la supervivencia después de iniciarse la enfermedad. Para entenderlo mejor podemos utilizar la analogía de un silo de trigo, donde los granos de trigo son elevados y desplazados hasta el fondo. El número de granos de trigo presentes en el silo en cualquier momento es análogo a la prevalencia. La velocidad con la que los nuevos granos entran en el silo es similar a la incidencia. El tiempo promedio que permanecen los granos en el silo es similar a la duración de la supervivencia con la enfermedad. La velocidad a la cual los granos de trigo son retirados podría ser el equivalente a la mortalidad. Es evidente que la cantidad de trigo en el silo (prevalencia) viene determinada por la velocidad del flujo de entrada (incidencia) y el tiempo medio que permanece en el silo (duración).
Los estudios de prevalencia son prácticos, pues determinan las necesidades asistenciales para una determinada población, pero tienen un menor interés teórico debido a que unen incidencia y duración de la enfermedad (una diferencia de prevalencia entre dos poblaciones podría deberse a una diferencia tanto en la incidencia como en la duración de la enfermedad).

Estudios de prevalencia de las demencias

Hoy día, hay un elevado número de estudios de prevalencia, y todos confirman un aumento exponencial de la prevalencia con la edad, más acentuado para la enfermedad de Alzheimer (se duplica cada 4,5 años de edad) que para la demencia vascular (se duplica cada 5,3 años de edad). El aumento de prevalencia pasa de exponencial a cierto planamiento por encima de los 95 años.

Tasas de prevalencia de la enfermedad de Alzheimer
Las tasas son del 0,3% a los 60-69 años, del 3,2% a los 70-79 años y del 10,8% a los 80-89 años. El riesgo de presentar enfermedad de Alzheimer aumenta un 18% con cada año de edad, duplicándose las tasas cada 5 años de edad hasta los 85 años, siendo superiores en mujeres que en hombres.

Tasas de prevalencia de la demencia vascular
La terminología ha cambiado desde la hipoperfusión crónica a la demencia multiinfarto (debida a accidentes cerebrovasculares amplios y pequeños), hasta un concepto más amplio de demencia vascular (que incorpora otros tipos de enfermedad cerebrovascular asociada con la demencia). Igual que ha cambiado la terminología, también los criterios diagnósticos han sido distintos en cada momento.
la prevalencia es superior en hombres hasta los 84 años, pero después es más alta en mujeres. En occidente, la prevalencia de la enfermedad de Alzheimer es del 50-70% de todas las demencias, frente al 20-30% de la demencia vascular.

Estudios sobre la incidencia de la demencia

La incidencia incluye el inicio de nuevos casos a lo largo de un período de tiempo, por lo que los estudios de incidencia requeiren datos longitudinales. Además, los casos nuevos no son frecuentes y, por tanto, son necesarias muestras amplias para llegar e estimaciones estables para grupos de edad específicos. Debido a estos requisitos, los estudios de incidencia son mucho menos frecuentes que los de prevalencia.
Los estudios de incidencia presentan el problema adicional de estimar el momento de inicio de la demencia. De hecho, más que determinar el principio de la enfermedad, se establece habitualmente el momento de inicio de un estadio de gravedad, como por ejemplo en una demencia leve desde la normalidad.
La incidencia de demencia y enfermedad de Alzheimer aumenta de forma exponencial con la edad hasta los 90 años, pero a partir de esta edad no hay datos suficientes para establecer ninguna conclusión (en los más ancianos hay cierto enlentecimiento de la tasa de aumento). No hay diferencias de incidencia en función del sexo en el conjunto de demencias, pero las mujeres tienen una mayor incidencia de enfermedad de Alzheimer en edades superiores. La incidencia de enfermedad de Alzheimer es superior en mujeres, y aumenta de forma importante con la edad. La tendencia de la demencia vascular es un aumento exponencial hasta los 90 años. La incidencia es mayor en varones más jóvenes, pero muy similar en ambos sexos en edades superiores. La mayor incidencia en hombres más jóvenes puede reflejar los efectos del tabaco, dada la supervivencia de los no fumadores en los muy ancianos.

Supervivencia en la demencia

La supervivencia después del inicio de una demencia proporciona un nexo entre la incidencia y la prevalencia. Ésta aumentará si los casos nuevos sobreviven más tiempo. Sorprendentemente, no hay muchos datos disponibles sobre la supervivencia de los casos nuevos en estudios de población. Uno de estos estudios mostró que la supervivencia de los nuevos casos a los 5 años es del 49%, comparada con el 64% esperado para la población de la misma edad y sexo; a los 10 años, los porcentajes eran del 16 y 37%, respectivamente. Queda claro que la demencia disminuye la supervivencia.
Tan importante como el efecto de la demencia en la supervivencia es su efecto en la incapacidad en la población. A partir de los 55 años los hombres pierden una media de 1,5 AVAD (año de vida adaptado a la discapacidad) por demencia (0,7 años debido a la mortalidad + 0,5 debido a la discapacidad), mientras que las mujeres pierden 3,1 AVAD (1,9 debido a la mortalidad + 1,2 debido a la discapacidad. La demencia constituye el 3,5% del total de AVAD en la población, y es el 6º grupo más importante de enfermedad en términos de carga, siendo superado sólo por la enfermedad cardíaca, el accidente cerebrovasular, la EPOC, la depresión y el cáncer pulmonar.

2 Responses to “Prevalencia e incidencia”

  1. Emmanuel Aguado dice:

    Hola oye me puedes decir de donde sacas los datos de las tasas de prevalecia y diagnostico, porque son datos que estoy buscando y no encuentro por otro lugar.
    Gracias

  2. Lo extraje del siguiente tratado: Jacoby R y Oppenheimer C coordinadores. Psiquiatría en el anciano. 1ª ed. Barcelona: Masson; 2005. p. 437-48.

    Un cordial saludo
    Dr. Adolfo de la Peña

Leave a Reply

*