Principios para el diagnóstico y el tratamiento

Evaluación de los trastornos debidos al uso de sustancias en ancianos

ENFOQUES GENERALES
Entre los afectados de todas las edades es frecuente negar el abuso de sustancias, debido a la amnesia inducida por las sustancias por intoxicación, vergüenza por la dependencia de alcohol o drogas, pesimismo sobre la recuperación y, por supuesto, al deseo de continuar con su uso. Por estas razones, el vínculo construido cuidadosamente a través de repetidos contactos, las entrevistas con los familiares, cuidadores y personal de los servicios sociales, el análisis de los registros médicos y de farmacia y las visitas a domicilio son métodos de evaluación especialmente útiles.

Tabla 5. Herramientas para evaluar el abuso de sustancias en ancianos

A. Informe descriptivo

  1. Medicación (incluyendo drogas prescritas, drogas de venta libre, remedios caseros, alcohol)
  2. Lista de los problemas de salud
  3. Hospitalizaciones (registrar especialmente las debidas a caídas o problemas de salud mental)
  4. Observaciones del medio ambiente (organización, limpieza, oloores) y de la persona del anciano (aseo personal, peso, color de la piel, edemas, hematomas, quemaduras)

B. Lista de observaciones a controlar

  1. Indicios del uso de sustancias en el entorno
    • Olor a alcohol
    • Suciedad
    • Quemaduras de cigarrillos en los muebles
    • “Anidamiento” (TV, otras parafernalias organizadas para que la persona pase largos períodos de tiempo en un sillón)
    • Manifestaciones de preocupación de personas significativas
    • Quejas de los vecinos sobre el comportamiento
  2. Problemas físicos
    • Ojos amarillentos o inyectados en sangre
    • Piel cetrina
    • Nariz enrojecida
    • Edema
    • Diarrea
    • Incontinencia
    • Malnutrición
    • Anorexia
    • Lesiones
    • Hematomas a la altura de los muebles
    • Caídas laterales (fracturas de costillas)
    • Gastritis
    • Gota
    • Hipertensión
    • Indigestión
    • Hipotermia
    • Temblores
  3. Estado emocional
    • Depresión
    • Soledad
    • Ansiedad
    • Cambios frecuentes de humor
    • Falta de motivación
    • Irritabilidad
    • Sentimientos de impotencia y desamparo
  4. Observaciones de la conducta
    • Autonegligencia
    • Aislamiento social
    • Resistencia a recibir ayuuda
    • Comportamientos inusuales o erráticos
    • Respuesta negativa terminante a la pregunta sobre el consumo de alcohol (drogas)
    • Insomnio crónico o cambios en los patrones de sueño
    • Lenguaje confuso o marcha inestable
  5. Pensamiento
    • Confusión
    • Desorientación
    • Ideas de suicidio
    • Razonamiento abstracto debilitado
    • Pérdida de memoria
    • Pensamiento enlentecido

En la tabla 5 se presenta un instrumento que intenta servir de guía para al evaluación en el hogar por el personal de enfermería encargado y los trabajadores sociales. Basado en la experiencia clínica y en informes de casos publicados, este esquema fue concebido para ayudar al proyecto de prevención/intervención centrado en los ancianos abusadores de sustancias dentro del programa de salud mental de una comunidad suburbana diversificada en Oregón. Los criterios de dependencia del DSM-IV y la CIE-10 (tabla 3) ofrecen un sistema razonable para adquirir la información necesaria para establecer un diagnóstico clínico.

ESTUDIOS ESPECIALES
Los resultados del examen físico y de los estudios de laboratorio pueden ayudar a establecer el diagnóstico de dependencia del alcohol, pero ofrecen poca ayuda en los casos típicos de drogas. Los exámenes toxicológicos para sustancias sospechosas en muestras de orina, sangre y aire respirado pueden brindar los datos más útiles para corroborar el uso de aquéllas. Las evaluaciones neuuropsicológicas y las imágenes de cerebro (TV, RM) pueden ayudar a identificar trastornos cerebrales complicados, aunque las demencias primarias y secundarias al alcohol o al abuso de sustancias pueden producir déficit iniciales cognitivos om morfológicos similares. Teniendo en cuneta que los defectos inducidos por sustancias permanecen estáticos o incluso mejoran con la abstinencia prolongada, los exámenes psicométricos seriados y las imágenes cerebrales pueden ser úutiles en el diagnóstico diferencial.

Características clínicas

SIGNOS Y SÍNTOMAS DE LOS TRASTORNOS DEBIDOS AL CONSUMO DE SUSTANCIAS
En la vejez estos signos o síntomas pueden ser útiles, atípicos o imitar síntomas de otras enfermedades propias de esta etapa de la vida. En los casos leves o circunscritos entre inquilinos ancianos en viviendas comunitarias, el abuso de alcohol ocasional o la dependencia de benzodiazepinas en bajas dosis pueden no producir signos físicos o quejas, y pueden ser ocultados fácilmente a los demás. La dependencia moderada del alcohol puede tener una presentación clínica quue se circunscribe al aumento descontrolado de la presión arterial o de la diabetes mellitus, mientras que la dependencia moderada a benzodiazepinas o alcohol se puede presentar con quejas de somnolencia diurna o flata de memoriia. En los casos más graves, el abuso de sustancias puede producir delirium o demencia, que el médico puede llegar a atribuir erróneamente a otras causas.
Otros signos y síntoomas de presentación serios, pero inespecíficos, causado por el abuso de alcohol o drogas insospechados, son un aseo y arreglo inadecuado, depresión, cambios erráticos de humor o del comportamineto, malnutrición, incontiencia urinaria y fecal, debilidad muscular o miopatía franca, problemas de la marcha, caídas recurrentes, quuemaduras o traumatismos craneales.

CARACTERÍSTICAS FRECUENTEMENTE ASOCIADAS CON LA DEPENDENCIA DE ALCOHOL O DE SEDANTES
Incluyen el consumo excesivo de tabaco, síndrome de dolor crónico, desavenecias familiares persistentes, un humor de curso alterado inexplicable, un patron de conducta bueno en el hospital pero malo en el hogar, y una actitud defensiva cuando se le pregunta al anciano sobre el consumo de sustancias. Cuando se detectan estos factores, el médico debe estar alerta a una posible dependencia de sustancias subyacente.

Tratamiento y manejo de casos

El objetivo del tratamiento del abuso de sustancias en el anciano consiste en: estabilización y reducción del consumo de la sustancia, tratamiento de los problemas concomitantes y preparación de intervenciones psicológicas y sociales apropiada para reducirr los riesgos de recaídas. La reducción del consumo puede ser sencilla en la dependencia leve, en especial si el anciano es francamente cooperador. En otros casos, puede ser muy complicado y arriesgado, y requiere cuidados hospitalarios o un tratamiento ambulatorio prolongado en casos de dependencia de larga duración y dosis altas. El tratamiento de los problemas concomitantes puede ser un paso crucial, sobre todo cuando el dolor crónico, el insomnio crónico o un trastorno del humor han sido el factor principal para el mantenimiento de la dependencia de la sustancia o cuando existen complicaciones médicas graves causadas por el abuso de sustancias. Las intervenciones psicosociales varían desde planes informales (p. ej., acuerdos para un aumento de las visitas de seres queridos o la inscripción en un programa de actividades para jubilados o un centro de día) a intervenciones formales (p. ej., admisión en un programa de abuso de sustancias para jubilados o en una residencia para su cuidado).

1 comentario

  1. En relacion al alcohol o al alcoholismo yo puedo comentar sobre el caso de mi primo, quien tenia una fuerte adicccion. Esta enfermedad pareciera ser algo normal ya que a todos se nos han pasado las copas alguna vez, pero con el tiempo sus habitos de vida se transformaron en un gran problema familiar. Esto llevo a que el tomara la decision de una intervencion profesional, por tanto decidio internarse en un centro de rehabilitacion cercano a Santiago y comenzar su tratamiento. El alcohol es un tipo de droga ya que produce adiccion es por esto que la desintoxicacion es base para el trabajo sicologico posterior. El sitio donde se trato dio muy buenos resultados y se lo recomendaria a todos quienes necesiten de ayuda. http://www.cipaf.cl
    Fuerza.
    Andres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*