Adolfoneda

Web del Dr. Adolfo de la Peña
Home » Varios » Proteínas plasmáticas

Proteínas plasmáticas

noviembre 29th, 2009 Posted in Varios

Las proteínas plasmáticas, componente fundamental del plasma, tienen diversas e importantes funciones: mantienen la presión oncótica del plasma, intervienen como sistema tampón en el equilibrio ácido-básico, sirven de vehículo transportador para muchas sustancias endógenas y exógenas -fármacos-, algunas son reactantes de fase aguda y otras garantizan la defensa humoral contra los procesos infecciosos.proteica_1
La cifra normal en el suero es, por término medio, de 7,1 g/dl. Las cifras límite se estiman entre 6 y 8 g/dl. con leves variaciones según laboratorios.
Además de la cifra total de proteínas, es importante conocer la concentración de las distintas fracciones, mediante la realización del proteinograma (figura). Para su obtención se realiza electroforesis del suero en acetato de celulosa. Los valores normales de estas fracciones y sus proporciones se muestran en la tabla:

Valores absolutos y en porcentaje
En g/100 ml. En 100% dentro de las proteínas
Promedio Límites normales Promedio Límites normales
Albúmina 4,5 4-5,2 64,3 57-74
Globulinas 2,5 1,9-2,7 35,7 27-38
Cociente A/G 1,8 1,5-2,7 - -
Alfaglobulina 0,79 0,6-0,9 11,2 8,5-13
Alfa1-globulina 0,31 0,2-0,4 4,3 3-5
Alfa2-globulina 0,48 0,4-0,7 6,9 5-9
Betaglobulina 0,81 0,7-0,9 11,5 9-14
Gammaglobulina 0,90 0,7-1,4 13 12-20

Así mismo, dentro de las gammaglobulinas se han individualizado diversas clases:

  • Gammaglobulina G (IgG): 800-1.800 mg/dl.
  • Gammaglobulina A (IgA): 90-400 mg/dl.
  • Gammaglobulina M (IgM): 60-250 mg/dl.
  • Gammaglobulina D (IgD): 0,3-40 mg/dl.
  • Gammaglobulina E (IgE): 0,01-0,43 mg/dl.

Hay además 4 subclases de IgG (IgG1, IgG2, IgG3 e IgG4) y dos subclases de IgA (IgA1 e IgA2).

Alteración de la tasa global de proteínas plasmáticas

En clínica pueden observarse tanto hiperproteinemias como hipoproteinemias debidas a incrementos o disminución de las diferentes fracciones del proteinograma (fundamentalmente albúmina y globulinas).
En función de ello, las alteraciones en la tasa de proteínas plasmáticas se clasifican en:

  1. Hiperproteinemias.
  2. Hipoproteinemias
    • Pseudohipoproteinemia: en los casos de hemodilución
    • Hipoproteinemia verdadera: dado el porcentaje que representa la albúmina en el proteinograma la mayoría de las causas de hipoproteinemia están en relación con hipoalbúminemia, por lo que se revisarán en ese apartado

Alteraciones de las fracciones del proteinograma

  • Prealbúmina:
    Es una glucoproteína sintetizada en el hígado. Tiene escasa relavancia clínica. Funciona como un transportador de tiroxina, aunque la mayor parte de esta hormona es vehicuizada por la globulina transportadora de tiroxina (TBG). Así mismo, la prealbúmina se une a la proteína transportadora de retinol, que, a su vez, se liga a la vitamina A.
    Disminuye precozmente en los estados de desnutrición proteica, en las hepatopatías graves y en muchas enfermedades graves, agudas o crónicas. Pasa a la orina en los trastornos tubulares renales. Su valor normal es de 10-40 mg/dl en suero.
  • Albúmina
    Proteína sintetizada en el hígado. Sus concentracuiones plasmáticas son responsables en gran medida de la presión oncótica, por lo que su disminución originará desplazamiento de líquido del espacio intravascular al extravascular y formación de edema. Sus valores normales oscilan entre 3,5 y 5 g/100 ml.

    1. Hiperalbuminemia: como ya se ha mencionado, no se conoce una hiperalbuminemia en términos absolutos, aunque sí pueden aparecer aumentos relativos en los casos de agammaglobulinemia, etc. En las deshidrataciones graves puede apreciarse una falsa hiperalbuminemia debido a la hemoconcentración
    2. Hipoalbuminemia: se puede dar en las siguientes circunstancias:
      • Defecto de síntesis: se presenta en la insuficiencia hepática de diversas causas, y es más acusada en los casos crónicos.
        También se observa cuando hay desnutrición calórico-proteica por déficit de ingesta (estados de inanición, anorexia nerviosa) o por malabsorción intestinal (enfermedad celíaca, esprúe no celíaco, intestino corto, insuficiencia pancreática).
        En las situaciones crónicas consuntivas (caquexia) de las enfermedades inflamatorias crónicas o tumorales en las que se suma la anorexia progresiva del paciente con un estado hipercatabólico.
      • Pérdidas renales: cuando la perdida de proteínas por orina excede la capacidad de síntesis hepática. Ello acontece en el síndrome nefrótico en el que la anormal filtración gloemerular de proteínas (por alteración de la membrana glomerular) supera la capacidad de las células tubulares para su absorción.
      • Pérdidas digestivas: enteropatías pierdeproteínas (paso de proteínas de los capilares de la pared intestinal a la luz del intestino). Es el caso de la enfermedad de Ménetrier, enfermedad inflamatoria intestinal, linfangiectasia intestial.
      • Péridas cutáneas: en los grandes quemados o en los casos de heridas extensas.

Leave a Reply

*