Queratosis seborreica

Sospecha: tumores benignos de la piel en sujetos de mediana edad, aunque también pueden darse en pacientes más jóvenes. Son muy frecuentes y prácticamente todo el mundo desarrolla esta lesión alguna vez en su vida. Las lesiones aparecen en cualquier parte del cuerpo, incluyendo las mucosas, con la excepción de las palmas de las manos y las plantas de los pies. Inicialmente, se muestran como máculas más o menos planas, de color marrón, con bordes bien definidos, pero a medida que progresa adquieren un aspecto verrucoide. Su tamaño varía entre unos pocos milímetros y varios centímetros, y su color oscila entre un color pardo oscuro a un marrón pálido. Pueden ser lesiones solitarias o múltiples produciéndose en este caso de forma preferente en la cara y el tronco siguiendo los pliegues de la piel o las líneas de Blaschko. Una de las características de la queratosis seborreica es la prominencia folicular, que puede ser debida una inclusión folicular de color pálido dentro de una lesión oscura o por una inclusión oscura dentro de una lesión pálida.
Confirmación: diagnóstico fácil. Sin embargo, las queratosis seborreicas pigmentadas superficialmente pueden ser difíciles de distinguir de lesiones melanocíticas incluyendo el melanoma y las queratosis de gran tamaño puede ser confundidas con nevos atípicos. En estos casos, la dermatoscopia ha mostrado ser una herramienta de gran utilidad para la exactitud del diagnóstico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*