Adolfoneda

Web de Medicina y Farmacia
Home » Medicamentos » Sertralina

Sertralina

julio 1st, 2010 Posted in Medicamentos Tags: ,

Especialidades:
ALTISBEN (50 y 100 mg. 20 compr.)
AREMIS (50 y 100 mg. 30 y 500 compr., y 20 mg./ml. gotas 60 ml.)
ASERIN (50 mg. 30 compr.)
BESITRAN (50 y 100 mg. 30 y 500 compr., y 20 mg./ml. gotas 60 ml.)
SERTRALINA genérico (50 y 100 mg. 30 y 500 compr.)
SERTRALIX (100 mg. 500 compr.)

ACCION Y MECANISMO :
– ANTIDEPRESIVO derivado de la naftalenamina. Actúa inhibiendo de forma selectiva la recaptación de serotonina por parte de la membrana presináptica neuronal, potenciando la transmisión serotonérgica en el Sistema Nervioso Central. Tiene muy poca afinidad hacia los receptores colinérgicos (M), y carece de actividad significativa sobre los receptores adrenérgicos (alfa y beta), dopaminérgicos (D), histaminérgicos (H) y otros neurotransmisores. Su eficacia antidepresiva es similar a la del resto de ISRS.

FARMACOCINETICA :
– Absorción: La concentración plasmática máxima es de 20-55 ng/ml. El tiempo para obtener la concentración plasmática máxima (Tmáx) es de 4.5-8.4 h (50-200 mg/día, durante 14 días). Las concentraciones del estado estable se obtienen a los 7 días. Los alimentos no modifican significativamente la biodisponibilidad oral del fármaco.
– Distribución: su grado de unión a proteínas plasmáticas es del 98%. Estudios en animales sugieren que sertralina tiene un gran volumen aparente de distribución.
– Metabolismo: Sufre un extenso metabolismo de primer paso hepático, mediado por el CYP 3A4 y en menor proporción por el CYP2D. El principal metabolito es el N-desmetil-sertralina, es 8 veces menos activo que sertralina (pruebas in vitro), prácticamente sin actividad farmacológica (pruebas in vivo).
– Eliminación: Se excretan con las heces y orina en igual proporción. Menos del 0.2% se excreta inalterado con la orina. Su semivida de eliminación es de 26 h (hasta 4 para el metabolito N-desmetil-sertralina).

INDICACIONES :
– DEPRESION.
– TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO (TOC), incluyendo niños y adolescentes (6-17 años de edad).
– ANGUSTIA CON AGORAFOBIA y ANGUSTIA SIN AGORAFOBIA.
– ESTRES POSTRAUMATICO: Trastorno por estrés postraumático (TEP).

POSOLOGIA :
– Adultos:
* Depresión: 50 mg/24 h, incrementar si es necesario cada semana 50 mg. Dosis máxima, 200 mg/día.
* Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC): Inicialmente 50 mg/24 h, incrementar si es necesario cada semana 50 mg. Dosis máxima, 200 mg/día.
* Trastorno de pánico y trastorno por estrés postraumático (TEP): Inicialmente 25 mg/24 h. Incrementar la dosis a 50 mg una vez al día después de 1 semana. Si se requiere incrementar la dosis, debe hacerse escalonadamente con aumentos de 50 mg a intervalos de no menos de una semana. Dosis máxima: 200 mg/día.
– Niños y adolescentes: Se ha establecido la seguridad y eficacia de sertralina en pacientes pediátricos y adolescentes (6-17 años) con TOC. De 13 a 17 años: inicial, 50 mg/día. De 6 a 12 años, 25 mg/día e incrementar 50 mg/día tras 1 semana. En caso de no obtener respuesta, las dosis pueden incrementarse de 50 en 50 mg hasta un máximo de 200 mg/día. Sin embargo, el menor peso corporal de los niños en comparación con el de los adultos debe tenerse en cuenta al aumentar la dosis por encima de 50 mg con el fin de evitar una dosis excesiva.
– Ancianos: La semivida de eliminación puede prolongarse en pacientes ancianos, por lo que en esta población la dosis debe ser lo más baja posible.
– Insuficiencia hepática: Se recomienda que se reduzca la dosis o se prolongue el intervalo entre dosis. Sertralina no debe usarse en casos de alteraciones severas de la función hepática ya que no hay datos clínicos.
– Insuficiencia renal: No es necesario ajustar la dosis.
– Normas para la correcta administración: Oral en una sola dosis diaria, por la mañana o por la noche, con
o sin alimento.
El comprimido debe tragarse sin masticar, con ayuda de un poco de líquido.
– Solución con cuentagotas: Debe ser diluido antes de su uso en 120 ml de agua (evitar otros líquidos). La dosis debe tomarse inmediatamente después de prepararla, no la prepare con antelación. A veces la mezcla puede parecer ligeramente turbia; esto es normal.

CONTRAINDICACIONES :
– Hipersensibilidad conocida a sertralina.
– No debe usarse simultáneamente con inhibidores de la MAO incluidos selegilina y moclobemida ni con pimazida.

PRECAUCIONES :
– TENDENCIAS SUICIDAS: La depresión se asocia con un aumento del riesgo de pensamientos suicidas, autolesiones y suicido. Este riesgo persiste hasta que la depresión remite de forma significativa. Dado que la mejoría puede no producirse en las primeras semanas o más de tratamiento, se debe de realizar un estrecho seguimiento de los pacientes hasta que se detecte su mejoría. El riesgo de suicidio puede aumentar en las primeras fases de la recuperación. Esta precaución también se debe hacer extensiva a otros trastornos psiquiátricos donde está indicada sertralina.
Los pacientes con antecedentes de comportamiento o pensamientos suicidas, o aquellos que muestren un grado significativo de ideación suicida antes del comienzo del tratamiento, tienen un mayor riesgo de intento de suicidio o pensamientos suicidas y deben ser objeto de una mayor vigilancia durante el tratamiento.
Existe posibilidad de que el riesgo de comportamiento suicida aumente en menores de 25 años.
– ACATISIA/inquietud psicomotora: El uso de sertralina se ha asociado con la aparición de acatisia, caracterizada por una sensación de inquietud y agitación psicomotora, como incapacidad para quedarse quieto de pie o sentado, normalmente asociada a sensación de cansancio. Es más común que estos síntomas aparezcan en las primeras semanas de tratamiento. En pacientes un aumento de la dosis puede ser perjudicial.
– SINDROME SEROTONINERGICO/SINDROME NEUROLEPTICO MALIGNO: En raras ocasiones puede aparecer un Síndrome Serotoninérgico o Síndrome Neuroléptico Maligno asociado al tratamiento con sertalina, particularmente cuando se combina con otros fármacos que poseen actividad serotoninérgica y/o con neurolépticos. Como estos síndromes pueden dar lugar a estados potencialmente amenazantes para la vida, el tratamiento con paroxetina debe de interrumpirse si tales acontecimientos ocurren, iniciando un tratamiento sintomático de soporte. Estos acontecimientos están caracterizados por grupos de síntomas como hipertermia, rigidez, mioclono, inestabilidad del sistema autónomo con posibles fluctuaciones rápidas de las constantes vitales, alteraciones mentales incluyendo confusión, irritabilidad, agitación extrema que progrese a delirio y coma.
– MANIA: Al igual que todos los antidepresivos se ha observado activación de episodios de manía o hipomanía, por lo que se debe utilizar con precaución en pacientes con antecedentes de manía. En pacientes que entren en una fase maníaca, el tratamiento con paroxetina debe de interrumpirse.
– INSUFICIENCIA HEPATICA: Dado que se metaboliza mayoritariamente en el hígado, deberá ajustarse la posología al grado de insuficiencia hepática.
– INSUFICIENCIA RENAL: Se recomienda precaución en pacientes con insuficiencia renal grave.
– DIABETES: En pacientes diabéticos, el tratamiento con inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) puede alterar el control de la glucemia. Puede ser necesario ajustar la dosis de insulina y/o hipoglucemiantes orales.
– EPILEPSIA/CONVULSIONES: Los ISRS disminuyen el umbral convulsivo. En todo paciente que desarrolle crisis convulsivas, debe de interrumpirse el tratamiento.
– Enfermedad cardiaca: Es necesario tomar las precauciones habituales en los pacientes con cardiopatías.
– HIPONATREMIA: En raras ocasiones se ha notificado hiponatremia, predominantemente en pacientes ancianos. Se debe tener precaución en aquellos pacientes con riesgo de hiponatremia (Ej: medicación concomitante y cirrosis). Generalmente la hiponatremia revierte al interrumpir el tratamiento con paroxetina.
– HEMORRAGIA: Se han notificado casos de alteraciones cutáneas hemorrágicas tales como equimosis y púrpura durante el tratamiento con inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS). También se han descrito otras manifestaciones hemorrágicas, como hemorragias gastrointestinales. En ancianos, el riesgo puede aumentar. Se aconseja precaución en pacientes que toman inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), de forma concomitante con anticoagulantes orales, fármacos que se sabe afectan la función plaquetaria y otros fármacos que puedan aumentar el riesgo de hemorragias.
– SINDROME DE ABSTINENCIA: Los síntomas de retirada del tratamiento son frecuentes, particularmente si la interrupción es brusca. Se han notificado mareos, alteraciones sensoriales (incluyendo parestesia y sensación de calambres), trastornos del sueño (incluyendo sueños muy vividos), agitación o ansiedad, náuseas, temblores, confusión, sudoración, cefalea, diarrea, palpitaciones, inestabilidad emocional, irritabilidad y alteraciones visuales. Generalmente estos síntomas son de intensidad leve a moderada, sin embargo, en algunos pacientes pueden ser graves. Normalmente aparecen en los primeros días después de la interrupción del tratamiento, pero se han dado casos muy raros de aparición de tales síntomas en pacientes que han olvidado una dosis del tratamiento. Generalmente, estos síntomas se resuelven espontáneamente a las dos semanas, aunque en algunos individuos pueden prolongarse (2-3 meses o más).
– Terapia electroconvulsivante (TEC): Se recomienda precaución en la administración conjunta de sertralina y TEC, dado que hay poca experiencia clínica.

ADVERTENCIAS SOBRE EXCIPIENTES:
– Este medicamento contiene etanol. Se recomienda revisar la composición para conocer la cantidad exacta de etanol por dosis.
* Cantidades inferiores a 100 mg/dosis se consideran pequeñas y no suelen ser perjudiciales, especialmente en niños.
* Cantidades superiores a 100 mg/dosis pueden resultar perjudiciales para personas con ALCOHOLISMO CRONICO, y deberá ser tenido en cuenta igualmente en mujeres embarazadas y lactantes, niños, y en grupos de alto riesgo, como pacientes con HEPATOPATIA o EPILEPSIA.
* Cantidades superiores a 3 g/dosis podrían disminuir la capacidad para conducir o manejar maquinaria, y podría interferir con los efectos de otros medicamentos.

CONSEJOS AL PACIENTE:
– Advierta a su médico o farmacéutico si es madre lactante o está embarzada o pretende estarlo.
– Puede tomar el medicamento con o sin alimento.
– Advertir que se pueden precisar entre 2 y 4 semanas para alcanzar una respuesta clínica significativa.
– Informe a su médico o farmacéutico se observa ansiedad, nerviosismo, anorexia, hematomas o ideas suicidas.
– Aunque mejore la sintomatología, no suspenda el tratamiento sin el consentimiento de su médico.
– Consulte con su farmacéutico si va a tomar otra medicación, incluyendo fármacos que no precisan receta.
– Evite el consumo de bebidas alcohólicas.
– Puede alterar la capacidad de conducción.
CONSIDERACIONES ESPECIALES:
>> Los antidepresivos incrementan el riesgo de ideación suicida y comportamiento suicida en niños, adolescentes y adultos menores de 25 años con depresión mayor u otras alteraciones psiquiátricas.
– Deberá realizarse un especial control clínico en pacientes con tendencias suicidas, especialmente al comienzo del tratamiento (1-2 meses) y en menores de 25 años.
– Se aconseja la retirada gradualmente del tratamiento, a lo largo de un periodo de como mínimo de una a dos semanas.
– El tratamiento de la depresión aguda suele precisar varios meses de tratamiento continuado (al menos 6 meses).
– Excepcionalmente se ha observado activación de episodios de manía o hipomanía en pacientes tratados con IRSS.

INTERACCIONES :
– Otros antidepresivos: Se han observado reacciones adversas graves (síndrome serotoninérgico manifestado por alteraciones del conocimiento, del comportamiento, del sistema nervioso autónomo y actividad neuromuscular) tras la administración combinada de fármacos antidepresivos con distintos mecanismos de acción. Aunque algunos autores aceptan el uso conjunto para el tratamiento de depresiones refractarias, se aconseja de forma general, un periodo de lavado dependiendo de la semivida del antidepresivo. Uso conjunto no recomendado.
* Está contraindicado el uso de sertralina en combinación con inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO). El tratamiento con sertralina puede iniciarse: a) dos semanas después de la interrupción del tratamiento con un IMAO irreversible, o b) al menos 24 horas después de la interrupción del tratamiento con un IMAO reversible (moclobemida). Deben transcurrir al menos 2 semanas entre la interrupción del tratamiento con sertralina y el inicio del tratamiento con cualquier IMAO.
* Fármacos serotoninérgicos, incluyendo IMAOs, L-triptófano, triptanes, tramadol, linezolido, ISRS, litio y preparados de Hierba de San Juan-Hypericum perforatum-: Riesgo de aparición de síndrome serotoninérgico, manifestado entre otros síntomas por hipertermia, rigidez, mioclono, inestabilidad del sistema autónomo. Cuando estos fármacos se combinen con sertralina, se aconseja precaución y se requiere un estrecho control del paciente.
* Antidepresivos tricíclicos (desipramina, imipramina, nortriptilina): hay estudios en el que se ha registrado aumento de los niveles orgánicos del antidepresivo tricíclico, con posible potenciación de su acción y/o toxicidad, por inhibición de su metabolismo hepático.
Otras posibles interacciones:
– Amiodarona: hay un estudio en el que se ha registrado aumento de los niveles orgánicos de amiodarona, con posible potenciación de su acción y/o toxicidad, por inhibición de su metabolismo hepático.
– Anticoagulantes orales (warfarina): hay un estudio en el que se ha registrado aumento del tiempo de protrombina, con riesgo de hemorragia, por posible inhibición del metabolismo hepático de warfarina.
– Acido salicílico y AINE: Potencialmente puede haber un riesgo incrementado de sangrado.
– Carbamazepina: hay un estudio en el que se ha registrado aumento de los niveles orgánicos de carbamazepina, con presencia de alteraciones hematológicas, por posible inhibición de su metabolismo hepático.
– Cimetidina: hay un estudio en el que se ha registrado aumento de los niveles plasmáticos de sertralina, con posible potenciación de su acción y/o toxicidad, por inhibición de su metabolismo hepático.
– Clozapina: hay algún estudio en el que se ha registrado aumento de los niveles orgánicos de clozapina, con posible potenciación de su acción y/o toxicidad, por inhibición de su metabolismo hepático.
– Dihidroergotamina: aunque sólo se han descrito casos aislados con sertralina y paroxetina, es recomendable utilizar esta asociación con precaución, puesto que podría desencadenarse síntomas típicos de síndrome serotoninérgico.
– Metadona: hay algún estudio en el que se ha registrado incremento de los niveles plasmáticos de metadona durante las primeras semanas de administración conjunta.
– Metoclopramida: se han descrito casos aislados de síndrome serotoninérgico (mioclonía, alteraciones de la conciencia, taquicardia, fluctuaciones en presión arterial) y de reacciones extrapiramidales (distonía aguda, discinesia tardía) tras la asociación de metoclopramida y sertralina. Se recomienda una estrecha monitorización.
– Pimozida: se han observado importantes aumentos de los niveles plasmáticos de pimozida. El uso conjunto está contraindicado debido al riesgo de arritmias y prolongación del intervalo QT asociados con el tratamiento con pimozida.
– Risperidona: posible aumento de los niveles de risperidona con incremento del riesgo de efectos adversos por ésta (efectos extrapiramidales, síndrome serotoninérgico). Parece que estos efectos tan solo serían de esperar a dosis altas. Se recomienda precaución y monitorización estrecha del paciente. Puede ser necesario ajustar las dosis de risperidona cuando se inicie o interrumpa un tratamiento concomitante con ISRS.
– Tamoxifeno: posible disminución en los niveles del metabolito activo de tamoxifeno. Riesgo de pérdida del efecto anticanceroso. Hasta que se realicen más estudios, sería recomendable monitorizar la eficacia de tamoxifeno.
– Tramadol: hay algunos casos registrados de adición de efectos serotonínicos, con posible aparición de síndrome serotoninérgico. También hay que considerar que el riesgo de convulsiones asociado al tramadol puede verse potenciado por los ISRS (que disminuyen el umbral convulsivo). Monitorizar estrechamente.

ANALISIS CLINICOS :
– Sangre: Elevación asintomática de las transaminasas séricas (SGOT y SGPT), mayoritariamente durante las 9 primeras semanas de tratamiento.

SITUACIONES ESPECIALES:

EMBARAZO :
Categoría C de la FDA. Los estudios sobre ratas y conejos utilizando dosis 10-20 veces superiores a la dosis máxima diaria en humanos no han registrado efectos teratógenos, aunque sí se observó retraso en la osificación (con el uso durante la organogénesis) y disminución de la supervivencia neonatal (uso durante el tercer trimestre y durante la lactancia; exposición in útero). No hay estudios adecuados y bien controlados en humanos.
En los recién nacidos cuyas madres han tomado ISRS durante las últimas etapas del embarazo pueden aparecer los siguientes síntomas: insuficiencia respiratoria, cianosis, apnea, convulsiones, inestabilidad térmica, dificultad para alimentarse, vómitos, hipoglucemia, hipertonía, hipotonía, hiperreflexia, temblores, nerviosismo, irritabilidad, letargia, llantos constantes, somnolencia y dificultad para dormir. Estos síntomas se pueden deber a efectos serotoninérgicos o a síntomas de retirada. En la mayoría de los casos, las complicaciones aparecen inmediatamente tras el parto o poco tiempo después del parto (<24h) y, frecuentemente, necesita hospitalización.
Adicionalmente, en un estudio epidemiológico se ha observado que la administración de ISRS durante las últimas veinte semanas del embarazo aumenta el riesgo (hasta 6 veces) de hipertensión pulmonar en el recién nacido. Los recién nacidos deben ser observados si la madre utiliza un ISRS en las etapas finales del embarazo, particularmente en el tercer trimestre.
La administración de ISRS durante el tercer trimestre del embarazo aconseja una evaluación exhaustiva de los riesgos potenciales frente a los beneficios obtenidos. Los recién nacidos deben ser observados si la madre utiliza este fármaco en las etapas finales del embarazo, particularmente en el tercer trimestre.
Las mujeres que deseen quedarse embarazadas y las que se queden embarazadas durante la terapia deberán consultar a su médico. Las mujeres tratadas de depresión mayor que suspendieron el tratamiento antidepresivo durante el embarazo tuvieron hasta 5 veces más recaídas de depresión que aquellas que continuaron tratadas.

LACTANCIA :
La sertralina se excreta con la leche materna. Aunque no se han observado efectos adversos en los pocos lactantes estudiados hasta la fecha, se desconocen los efectos sobre el comportamiento y el desarrollo neuronal a largo plazo. Se recomienda suspender la lactancia o evitar la administración de este medicamento.

NIÑOS :
No deberá utilizarse en el tratamiento de niños y adolescentes menores de 18 años, salvo en el caso de pacientes con Trastorno Obsesivo Compulsivo. Los comportamientos suicidas (intentos de suicidio e ideas de suicidio), y la hostilidad (predominantemente agresión, comportamiento de confrontación e irritación) fueron constatados con más frecuencia en ensayos clínicos con niños y adolescentes tratados con antidepresivos frente a aquellos tratados con placebo. Si se adoptase no obstante la decisión, sobre la base de las pruebas médicas, de efectuar el tratamiento, deberá supervisarse cuidadosamente en el paciente la aparición de síntomas de suicidio. Además, carecemos de datos sobre la seguridad a largo plazo en niños y adolescentes por lo que se refiere al crecimiento, la madurez y el desarrollo cognitivo y conductual..
Se acepta su uso en niños y adolescentes de 6-17 años de edad con trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). Los efectos adversos más comunes en estos niños y adolescentes fueron náuseas, dispepsia, anorexia, dolor de cabeza, somnolencia, insomnio, agitación y temblores. Uso no recomendado en otras indicaciones.

ANCIANOS :
No se encontraron diferencias significativas con respecto a los efectos adversos en general ni en la función psicomotora en particular. No obstante, la experiencia limitada sugiere que los pacientes geriátricos pueden ser más susceptibles a desarrollar hiponatremia y síndrome transitorio de inapropiada secreción de hormona antidiurética. El aclaramiento plasmático de sertralina puede estar disminuido en pacientes geriátricos. El fabricante establece la misma posología para adultos que para ancianos, no obstante, se recomienda especial control clínico.

EFECTOS SOBRE LA CONDUCCION :
Los antidepresivos pueden producir somnolencia, disminución de la alerta psíquica, e incluso vértigo. Por ello, no conduzca o maneje maquinaria compleja hasta que conozca cómo le afecta este medicamento.

REACCIONES ADVERSAS :
– Gastrointestinales: DIARREA, NAUSEAS, VOMITOS, DISPEPSIA, TRASTORNOS DEL GUSTO, SEQUEDAD DE BOCA, también puede ocurrir ANOREXIA DOLOR ABDOMINAL ESTREÑIMIENTO y AUMENTO DE PESO o PERDIDA DE PESO. Estudios de caso-control han sugerido que los ISRS aumentan ligeramente el riesgo de HEMORRAGIA GASTROINTESTINAL, más frecuente si se asocian a AINE. El riesgo de úlcera péptica no se modificó.
– Sistema nervioso: CEFALEA, INSOMNIO o SOMNOLENCIA, ANSIEDAD, VERTIGO, EUFORIA, movimientos anormales transitorios (p.ej. ESPASMO MUSCULAR, ATAXIA, TEMBLOR, MIOCLONIA, EXTRAPIRAMIDALES, SINTOMAS. Excepcionalmente, CONVULSIONES (incluyendo a niños y adolescentes), ALUCINACIONES, MANIA, AGITACION, ACATISIA, ANSIEDAD , NERVIOSISMO, REDUCCION DE LA CONCENTRACION, ataques de pánico (estos síntomas que pueden ser debidos al trastorno mental subyacente), muy raramente SINDROME SEROTONINERGICO y TENDENCIAS SUICIDAS, generalmente debidos a la enfermedad subyacente.
– Piel/Hipersensibilidad: manifestado como PRURITO, ERUPCIONES EXANTEMATICAS, URTICARIA, ANAFILAXIA, ANGIOEDEMA. Muy raramente, REACCIONES DE FOTOSENSIBILIDAD. Se ha descrito un caso de NECROLISIS EPIDERMICA TOXICA y de SINDROME DE STEVENS-JOHNSON.
– Genitourinarias: RETENCION URINARIA.
– Sexuales: (1-2%), ALTERACIONES DE LA EYACULACION, ANORGASMIA, REDUCCION DE LA LIBIDO. Con menor frecuencia, galactorrea. Las alteraciones de la función sexual son más frecuentes en hombres que en mujeres.
– Hepatobiliares: Poco frecuentes: trastornos hepáticos severos (incluyendo HEPATITIS, ictericia e insuficiencia hepática), INCREMENTO DE LOS VALORES DE TRANSAMINASAS (SGOT y SGPT), sobre todo durante las 9 primeras semanas de tratamiento y desaparece tras la retirada del tratamiento.
– Oculares: VISION BORROSA, MIDRIASIS. Muy rara vez, se han comunicado síntomas de glaucoma que remitieron a los pocos días de suspender el tratamiento.
– Otros: Frecuentemente, ASTENIA y ANOREXIA. Hay casos aislados de ALOPECIA, EXCESO DE SUDORACION.
– Cardiovasculares: Frecuente, PALPITACIONES, TAQUICARDIA. Con menor frecuencia, HIPOTENSION ORTOSTATICA.
– Sangre: EQUIMOSIS. Se han comunicado raramente otras manifestaciones hemorrágicas (p.ej. hemorragias ginecológicas y otras hemorragias cutáneas o mucosas).
– Musculo-esqueléticos: DOLOR OSTEOMUSCULAR, MIALGIA.
– Endocrinas: HIPONATREMIA. Se ha comunicado raramente hiponatremia (incluyendo niveles séricos de sodio por debajo de 110 mmol/l) que pareció ser reversible al interrumpir el tratamiento con fluoxetina. Algunos casos pudieron ser debidos al SINDROME DE SECRECION INADECUADA DE ADH. La mayoría de los informes se asociaron a personas mayores y a pacientes en tratamientos con diuréticos o con depleción de volumen. Muy rara vez, hiperglucemia.
– SINDROME DE ABSTINENCIA: Al interrumpir el tratamiento, se han comunicado síntomas de retirada en asociación con ISRS, aunque los datos disponibles no sugieran que sea debido a dependencia. Los síntomas comunes incluyen mareos, parestesia, dolor de cabeza, ansiedad y náuseas, la mayoría de los cuales son moderados y limitados.

SOBREDOSIS :
– Síntomas: Somnolencia, trastornos gastrointestinales (náuseas y vómitos), taquicardia, temblor, agitación y mareo. El estado de coma se ha descrito en raras ocasiones.
Existen informes de casos de ingestión de hasta 13,5 g de sertralina sola. La mortalidad tras intoxicación con sertralina ocurre mayoritariamente cuando se ingieren de forma concomitante otros medicamentos o alcohol.
– Tratamiento: No existe un antídoto conocido para sertralina. Asegurar que la vía aérea está despejada y proporcionar una ventilación adecuada, así como terapia con O2. La administración de carbón activado, en combinación con una solución de sorbitol u otros agentes purgantes si es necesario, es al menos igual de efectivo que el lavado gástrico. No se recomienda la inducción del vómito. Se recomienda la monitorización general de la función cardiovascular y proporcionar medidas generales de soporte.
Es improbable que la diuresis forzada, la diálisis, la hemoperfusión o la exanguinotransfusión resulten efectivas.

DOPAJE :
Este medicamento contienen alcohol. Está prohibida su ingesta durante la competición en ciertos deportes. La detección se realizará por análisis de aliento y/o de la sangre. El umbral de violación de norma antidopaje (valor hematológico) es de 0,1 g/l en los sigientes deportes: deportes aéreos, automovilismo, bolos, kárate, motociclismo, motonaútica, pentatlón moderno en disciplinas con tiro y tiro con arco.
El alcohol se considera sustancia específica y, por tanto, una violación de la norma en la que esté involucrada esta sustancia puede ocasionar una reducción de sanción siempre y cuando el deportista pueda demostrar que el uso de la sustancia específica en cuestión no fue con intención de aumentar su rendimiento deportivo.

REVISION DE LA FICHA :
2008

Leave a Reply

*