Shigelosis

Gastroenteritis por Shigella; Enteritis por Shigella; Gastroenteritis a causa de Shigella

Es una infección aguda del revestimiento del intestino.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La shigelosis es causada por un grupo de bacterias llamadas Shigella.

Existen varios tipos de Shigella:

  • La Shigella sonnei, también llamada Shigell a del grupo D, es responsable de la mayoría de los casos de shigelosis en los Estados Unidos.
  • La Shigella flexneri, o Shigella del grupo B, causa casi todos los otros casos.
  • La Shigella dysenteriae tipo 1 es rara en los EE. UU., pero puede llevar a brotes mortales en los países en desarrollo.

Las personas infectadas con la bacteria la excretan en sus heces. Las bacterias se pueden diseminar desde una persona infectada hasta contaminar el agua o los alimentos, o directamente a otra persona. Recibir tan sólo un poquito de la bacteria Shigella en la boca es suficiente para causar síntomas.

Los brotes de shigelosis están asociados con condiciones sanitarias deficientes, agua y alimentos contaminados, al igual que condiciones de vida en hacinamiento.

La shigelosis es común entre los viajeros a países en desarrollo y obreros o residentes de campos de refugiados.

En los Estados Unidos, se presentan aproximadamente 18.000 casos de shigelosis cada año y la afección se observa más comúnmente en guarderías y lugares similares.

Síntomas

Los síntomas generalmente se desarrollan alrededor de 1 a 7 días (con un promedio de 3 días) después de que uno está en contacto con la bacteria.

Los síntomas abarcan:

Signos y exámenes

  • Deshidratación con frecuencia cardíaca rápida y presión arterial baja
  • Sensibilidad abdominal
  • Conteo de glóbulos blancos elevado
  • Coprocultivo
  • Glóbulos blancos en las heces

Tratamiento

Los síntomas generalmente duran de 2 a 7 días. El objetivo del tratamiento es reponer los líquidos y electrolitos (sal y minerales) perdidos a causa de la diarrea.

Por lo general, no se administran medicamentos para detener la diarrea, ya que pueden prolongar el curso de la enfermedad.

Una de las medidas de cuidados personales para evitar la deshidratación es tomar soluciones electrolíticas para reponer los líquidos que se pierden debido a la diarrea. Ahora, hay disponibilidad de diversas variedades de estas soluciones electrolíticas sin necesidad de receta médica.

Los antibióticos pueden ayudar a acortar la duración de la enfermedad y a impedir que se disemine hacia otras personas que viven en grupos o en guarderías. Los antibióticos también se pueden recetar para pacientes con síntomas severos. Los antibióticos de uso frecuente abarcan: sulfametoxazol y trimetoprima (Bactrim), ampicilina, ciprofloxacina (Cipro) o azitromicina.

Las personas con diarrea que no pueden tomar líquidos por vía oral debido a las náuseas podrían requerir atención médica y líquidos a través de una vena ( intravenosos). Esto es especialmente común en niños pequeños.

Es posible que las personas que toman diuréticos necesiten suspenderlos si tienen un episodio agudo de enteritis por Shigella. Sin embargo, nunca deje de tomar ningún medicamento sin consultarlo primero con el médico.

Pronóstico

Con frecuencia la infección es leve y desaparece espontáneamente. El pronóstico es excelente para la mayoría de los pacientes, excepto en los niños desnutridos y con sistemas inmunitarios débiles.

Complicaciones

Las complicaciones pueden abarcar:

Hasta un 40% de los niños con enteritis por Shigella severa desarrollan problemas neurológicos, incluyendo convulsiones febriles o enfermedad cerebral (encefalopatía) con dolor de cabeza, letargo, confusión y cuello rígido.

Situaciones que requieren asistencia médica

Consulte con el médico si la diarrea no mejora, si se nota sangre en las deposiciones o si hay signos de deshidratación.

Acuda a la sala de urgencias si lo siguiente se presenta en una persona con shigelosis:

  • Confusión
  • Dolor de cabeza con rigidez en el cuello
  • Letargo
  • Convulsiones o crisis epilépticas

Tales síntomas son más comunes en los niños.

Prevención

La prevención implica el manejo, almacenamiento y preparación de los alimentos de forma adecuada, además de buenas condiciones sanitarias, pero el lavado de las manos es la medida de prevención más efectiva. Se recomienda evitar igualmente el agua y los alimentos contaminados.

Referencias

Goldberg MB. Shigellosis. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 330.

Ochoa TJ, Cleary TG. Shigella. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 18th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 196.

MEDLINE. Enciclopedia Médica. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/encyclopedia.html

2008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*