Sífilis (lúes)

Enfermedad principalmente de transmisión sexual, causada por Treponema pallidum subesp. pallidum. El curso clínico de la sífilis no tratada sigue tres fases: primaria, caracterizada por una úlcera (chancro duro) en el sitio de inoculación; secundaria, caracterizada por un exantema mucopurulento generalizado que puede evolucionar a una fase latente o clínicamente inactiva o a una fase terciaria o tardía, caracterizada por la presencia de lesiones granulomaotsas (gomas) en la piel, los huesos y otros órganos. La sífilis congénita es un síndrome que se desarrolla en el niño por el paso transplacentario de Treponema pallidum subespecie pallidum desde la madre infectada.

Diagnóstico microbiológico

EXAMEN MICROSCÓPICO
El examen sobre fondo oscuro permite visualizar Treponema en los frotis obtenidos del exudado del chancro primario.
DIAGNÓSTICO SEROINMUNOLÓGICO
La prueba de fijación de complemento, utilizando un extracto no lipídico de Treponema, en lugar de anticuerpo inespecífico (extracto de tejidos infectados), que se emplea en la clásica reacción de Wassermann, tiene más garantía para evitar falasa positividades. Prueba de floculación no treponémica. La más usada es la VDRL, por su sencillez, fiabilidad y bajo coste. El antígeno utilizado es la cardiolipina-lecitina-colesterol. Prueba de inmunoflurescencia con absorción de anticuerpos treponémicos (FTA-ABS). Es la más sensible y muy específica entre las pruebnas serológicas treponémicas. Prueba de Nelson. Basada en la inmovilización de Treponema mediante anticuerpos específicos presentes en el suero de sifilíticos. Su positividad es más tardía en aparecer que en las reacción de Wassermann, por lo quela prueba sirve especialmente para descartar falsas positividades serológicas. Es útil también en el diagnóstico de la sífilis tardía con serología negativa.
LCR
Reacciones serológicas (Wassermann) positivas en el liquor en los casos de neurosífilis.

Alteraciones analíticas

HEMOGRAMA
Generalmente normal. En el período secundario puede existir ligera leucocitosis y anemia discreta. En la sífilis congénita hay muchas veces una marcada pobreza hemática bajo el cuadro denominado «anemia pseudoleucémica», con intensa leucocitosis y extrema inmadurez leucocitaria, anemia sumamente grave y eritroblastosis.
QUÍMICA HEMÁTICA. Las proteínas totales suelen ser normales, excepto en las lúes primaria y terciaria, en las que pueden estar ligeramente aumentadas. Mucho más frecuente es la disminución del cociente A/G, por hipoalbuminemia e hiperglobulinemia. En el proteinograma se constata el aumento de las fracciones alfa y gamma, sin afectación de las beta-globulinas. En la sífilis secundaria es freecuente encontrar fosfastasa alcalina y GGT elevadas con aumento mucho menos marcado de las transaminasas. Aunque la afectación renal es rara, puede observarse proteinuria que en ocasiones desemboca en una glomerulonefritis membranosa con síndrome nefrótico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*