Síntomas & Enfermedades Del Síntoma al Diagnóstico

In Memoriam del Dr. R Bugidos Benavides,
mi maestro en la exploración física.

Síntomas y signos generales
Los hallazgos se exponen siguiendo el orden de exploración física. El médico debería estar mirando a la cara del paciente mientras redacta la historia. Si le piden que examine detalladamente al paciente, debe mirarle a la cara y tomar nota de cualquier dato significativo mientras le recibe y le saluda. La exploración comienza por examinar las uñas y las articulaciones de los dedos, el dorso y la palma de las manos, los brazos y los codos; luego, tras subir por el cuello y el cuero cabelludo, deberá descender para continuar el examen de la cara, la boca, la faringe, las mamas, las axilas, el tronco y las ingles. Finalmente, hay que comprobar si existe alguna anomalía en la piel.
A-K L-Z
Acropaquias Linfadenopatía
Adenopatías Masas cercanas al codo
Arañas vasculares Masa cervical
Aspecto llamativo de la cara Masas en la cara
Aumento de peso
Caquexia Nódulos de vasculitis en los dedos
Debilidad muscular Pérdida de peso
Dolor Prurito
Edema Púrpura
Estrías abdominales Rigidez de cuello
Fiebre Sofocos
Hemorragia Sudores nocturnos
Hipotermia Úlcera por presión
Hirsutismo
Síntomas articulares

Artralgias y artritis
Dolor
Dolor o limitación de los movimientos de

Dolor de glúteos
Dolor de muslo
Dolor lumbar y ciático
Dolor de piernas
Dolor de rodilla y pantorrilla
Dolor de tobillo y pie
Lesiones músculoesqueléticas
Monoartritis
Poliartritis
Rigidez o dolor muscular

Síntomas y signos cardiovasculares
Las manifestaciones se exponen siguiendo el mismo orden de la exploración cardiovascular: deducir primero el gasto cardíaco a través de la temperatura de las manos, tomando el pulso radial y midiendo la TA. Calcular después el gasto cardíaco examinando las carótidas. Luego, evaluar el retorno venoso inspeccionando la PVY. Para terminar, examinar, palpar, percutir y auscultar el corazón. Examinar las piernas y volver a calcular el gasto cardíaco (temperatura cutánea y pulsaciones periféricas) y el retorno venoso (edema con fóvea, dilatación venosa y hepatomegalia).

Bradicardia sinusal
Choque de la punta anormal
Cianosis
Diferencia de TA/pulso entre ambos brazos
Diferencia de TA/pulso entre brazos y piernas
Dolor piernas
Dolor torácico
Edema
Elevación de la presión venosa yugular
Flebitis
Hipertensión
Hipotensión
Palpitaciones
Pulso irregular
Síncope
Soplos
Taquicardia sinusal
Tonos cardíacos añadidos
Úlceras por presión
Varices
Volumen de pulso aumentado
Volumen de pulso disminuido

Síntomas dermatológicos

Acné
Alopecia
Angioma senil
Cloasma
Eccemas
Efélides o pecas
Erupciones de la mano y miembro superior
Exantemas
Furúnculo (divieso)
Léntigos
Lesiones de las uñas
Líneas de Terry (uñas de Terry)
Manchas “café con leche”
Melanoma maligno
Nevos o lunares
Pigmentación
Protuberancias de la piel
Prurito, urticaria y angioedema
Psoriasis
Queratosis seborreicas (verrugas seborreicas)
Rosácea
Vitíligo

Síntomas y signos digestivos
Los datos preliminares deben haber sido hallados durante la exploración, y consisten en ictericia, anemia, acropaquias, xantelasmas, ginecomastia, alteraciones de los labios, de la mucosa bcal, de las fauces y de la lengua, y masas supraclaviculares.

Abdomen poco móvil
Aspecto del ano
Constipación
Diarrea
Disfagia
Dispepsia
Distensión abdominal
Distensión de las venas abdominales
Dolor abdominal
Dolor anorrectal
Dolor a la palpación
Equimosis abdominal
Esplenomegalia
Estreñimiento
Hematemesis +- melena
Hemorragia digestiva alta
Hemorragia digestiva baja
Hepatomegalia
Ictericia
Incontinencia fecal
Masas
Matidez
Melenas
Meteorismo
Pédida de peso intensa en semanas o meses
Rectorragias
Ruidos intestinales de tono agudo
Sangrado gastrointestinal agudo
Silencio abdominal
Soplo abdominal
Tenesmo
Timpanismo
Úlceras
Vómitos
El vómito no es sólo una manifestación de los trastornnos GI, sino que también se asocia a muchos procesos localizados y generalizados. Por lo tanto, se necesitan más pistas. Indagar su cuantía, su frecuencia y su carácter: sangre roja, “posos de café”, momento de aparición, y su relación con las comidas. Y preguntar también si ha habido pérdida de peso, fiebre, cefaleas y dolor abdominal.

Síntomas y signos genitourinarios

Alteraciones del pezón
Alteraciones de la piel de la vulva
Aspecto de la orina
Alteraciones del volumen urinario
Amenorrea secundaria
Disfunción eréctil
Disuria
Color de la orina
Dolor en el flanco o costado
Dolor genital
Dolor a la palpación
Dolor a la palpación o masa voluminosa (útero, trompa uterina u ovario) en la exploración pélvica
Dolor pélvico crónico
Dolor renal
Dolor testicular
Flujo vaginal
Galactorrea
Ginecomastia
Hematuria
Hemorragia genital
Incontinencia urinaria
Incontinencia urinaria y fecal
Leucorrea
Masas y úlceras en el cuello del útero
Masa escrotal
Masa inguinal
Masas mamarias
Masas vaginales
Masas y úlceras en la vulva
Masa voluminosa o dolor a la palpación (útero, trompa uterina uovario) en la exploración pélvica
Menorragia
Molestias en la mama
Polaquiuria +- disuria
Sangrado vaginal anormal
Secrección uretral
Síntomas y signos del embarazo
Síntomas urinarios bajos
Úlceras
Vaginitis

Síntomas y signos hematológicos

Anemia clínicamente evidente
Anemia microcítica
Anemia macrocítica
Anemia normocítica
Púrpura

Síntomas y signos neurológicos
En ausencia completa de síntomas que indiquen una enfermedad neurológica, lo habitual es efectuar una exploración rápida del sistema nervioso y, si es normal, no examinar con mayor atención dicho sistema. Se habrá tenido la oportunidad de observar la postura del paciente y su forma de andar por la consulta (o cuando el paciente se mueve alrededor de la cama en su habitación). Si la cara del paciente parece normal y también lo son sus movimientos cuando habla, será poco probable que existan alteraciones de los pares craneales. A continuación, se pide al paciente que mantenga los brazos separados para valorar la postura, que haga una prueba “dedo-nariz”, que golpee cada mano sobre la otra alternativamente, que gire el picaporte de una puerta, que golpee el suelo con cada uno de los pies (o la mano del clínico, si está en cama) y que haga una prueba de “talón-espinilla” con cada pierna. Por último se exploran los reflejos de los brazos y las piernas. Si todo ello es normal (y como se ha dicho, no hay síntomas de enfermedad neurológica), no se continuará la exploración del sistema nervioso. Si existen síntomas o signos de algún trastorno neurológico, será necesario explorar con cuidado el sistema nervioso, comenzando, quizá, por el territorio sospechoso.

Afasia
Agnosias
Alteración de la conciencia
Alteración del lenguaje
Alteración de la marcha
Alteraciones de pares craneales
Alteración de la sensibilidad del miembro inferior
Alteración de la sensibilidad del miembro superior
Alteraciones del tono del brazo
Anosmia
Apertura de los ojos
Apraxia
Astenia
Cefalea

Coma
Confusión
Convulsiones
Debilidad alrededor de una articulación del miembro inferior
Debilidad bilateral de todos los movimientos del pie
Debilidad de los músculos faciales
Debilidad de los músculos de la mandíbula
Debilidad en la región del hombro y el brazo sin dolor
Déficit neurológico transitorio
Dificultad para levantarse de una silla o desde la posición en cuclillas
Disartria
Disfasia
Disminución de la sensibilidad en el dermatoma del brazo
Disminución de la sensibilidad en la mano
Emaciación de algunos músculos pequeños de la mano
Emaciación del brazo y el hombro
Emaciación muscular
Falta de coordinación
Fatiga
Hemiparesia
Ictus
Lesiones múltiples de pares craneales
Mareo
Mejor respuesta motora
Mejor respuesta verbal
Movimientos anormales de lengua, úvula y faringe
Paraparesia
Pérdida de memoria
Pérdida de la sensibilidad facial
Postura extraña de los brazos y las manos en reposo
Reflejos
Temblor de las manos
Vértigo

Síntomas oftalmológicos

Agudeza visual
Apertura de los ojos
Exoftalmos
Imagen oftalmoscópica
Iritis
Midriasis
Miosis
Miopía, hipermetropía y astigmatismo
Ojo rojo
Parálisis ocular (estrabismo y diplopia)
Pérdida únicamente de la visión central y de la agudeza visual
Ptosis

Síntomas y signos otológicos

Alteraciones del oído externo
Anacusia
Dolor de garganta
Enrojecimiento faríngeo y amigdalar
Exudación del oído
Hinchazón parotídea
Lesiones de la boca
Otalgia
Otorrea
Tinnitus

Síntomas y signos psiquiátricos
Los signos psiquiátricos se apreciarán en gran medida durante la realización de la anamnesis y la exploración. El paciente puede referir “ansiedad” o “depresión”, pero para que estos diagnósticos sean aceptados por otro médico, es necesaria la presencia de varios síntomas, algunos de los cuales se descubren por observación más que porque el paciente los refiera.

Alucinaciones
Ansiedad
Delirio
Depresión
Fatiga
Hostilidad
Insomnio

Síntomas y signos respiratorios
Los hallazgos se describen según la secuencia en que se encuentran a la inspección, la palpación, la percusión y, por último, la asucultación. Durante la inspección hay que pensar en el estado de los gases sanguíneos, y durante la palpación en los mecanismos de la ventilación. Cuando se percute hay que pensar en las superficies pleurales , el contenido de la cavidad pleural y el tejido pulmonar. Al auscultar se valorará el estado del tejido pulmonar y de las vías respiratorias.

Alteración de los gases sanguíneos
Anomalías de la pared torácica
Bradipnea
Desplazamiento de la tráquea
Disnea
Epistaxis
Esputo
Estertores
Estridor
Hemoptisis
Mala expansión del tórax
Ortopnea y disnea paroxística nocturna (DPN)
Percusión mate
Percusión timpánica
Reducción del frémito vocal táctil
Respiración bronquial
Roce pleural
Ronquera
Ruidos respiratorios
Sibilancias
Tos

Referencias:

Llewelyn H, Aun Ang H, Lewis K, Al-Abdulla A. Oxford handbook of clinical diagnosis. 1ª ed. London: Oxford University Press; 2006.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*