Urocultivo

Desde el punto de vista metodológico, la confirmación de una infección urinaria debe realizarse mediante la toma de un urocultivo. Se considera positivo cuando se obtiene un crecimiento mayor de 100.000 unidades formadoras de colonias (UFC)/ml. La recolección de la orina debe seguir las normas enunciadas anteriormente y para evitar la contaminación vaginal, rectal o perineal en casos concretos, puede realizarse un sondaje vesical o incluso una punción suprapúbica. En pacientes sintomáticos, el recuento de 100 a 10.000 UFC/ml obtenidas por punción o por sondaje único puede indicar una infección urinaria verdadera. La presencia de una bacteria por CAA (tinción de Gram) en una gota de orina sin centrifugar se correlaciona con más de 100.000 UFC/ml en el urocultivo. El hallazgo de 2 o más gérmenes es sospechoso de contaminación y debe recolectarse una segunda muestra.
La confirmación de una infección urinaria mediante el urocultivo no permite establecer el diagnóstico topográfico (cistitis, pielitis, pielonefritis, absceso perinefrítico) y debe utilizarse la combinación de hallazgos clínicos y de laboratorio discutidos en esta sección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*