Varicela

Enfermedad exantemática producida por el virus varicella zoster, con distinta expresividad clínica en infección primaria en niños (benigna), adultos e inmunodeprimidos (complicaciones) o en casos de reactivación (zóster).

Diagnóstico microbiológico

EXAMEN MICROSCÓPICO
Detección de células epiteliales infectadas con el virus en la base de las lesiones, mediante inmunofluorescencia directa a partir de muestras de la piel.
CULTIVO
Aislamiento del virus en cultivo convencional o Shell-Vial de células MRC5 o Vero, con observación del efecto citopático característico y/o tinción con anticuerpos específicos.
DIAGNÓSTICO SEROINMUNOLÓGICO
Demostración de anticuerpos en suero mediante técnicas enzimáticas (ELISA) o demostración de seroconversión. Es útil solamente para el diagnóstico de varicela primaria o para conocer el estado inmunitario y la latencia del virus.
BIOLOGÍA MOLECULAR
Detección y amplificación del ADN viral mediante PCR. Es muy útil en la fase de convalecencia y en pacientes bajo tratamiento antiviral.

Alteraciones analíticas

HEMOGRAMA
Variable en los distintos casos. Generalmente, muestra una cifra normal de leucocitos o ligera leucopenia con linfocitosis relativa, y a menudo monocitosis

Recomendaciones

Inmunofluorescencia directa y cultivo. El diagnóstico seroinmunológico es útil para conocer el estado inmunitario y para el diagnóstico de varicela primaria en pacientes con serología negativa previa documentada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*