Vértigo

El vértigo es una sensación de movimiento del propio cuerpo +- del mundo circundante, especialmente de giro u oscilación.

Diagnóstico diferencial y signos característicos

Insuficiencia vertebrobasilar
(isquemia del tronco encefálico)

Sospecha: trastornos visuales, otros signos de isquemia cerebral, como disartria, desmayos.
Confirmación: el Doppler carotídeo descubre signos de lesión arterial. ARM de los vasos cerebrales y del cuello.

Vértigo posicional benigno

Sospecha: ataques que sólo duran unos minutos.
Confirmación: prueba del giro/oscilación bruscos de la cabeza: a los 5 segundos aparece nistagmo que dura un minuto, pero la duración es menor si se repite la maniobra.

Enfermedad de Meniére

Sospecha: episodios que duran incluso 24 horas; sordera progresiva, especialmente en las personas de mayor edad.
Confirmación: audiometría: hipoacusia con reclutamiento intenso.

Neuronitis de la rama vestibular

Sospecha: un sólo ataque brusco e intenso que inmoviliza al paciente en la cama, habitualmente acompañado de nistagmo y que desaparece en semanas.
Confirmación: pruebas calóricas.

Patología del oído medio

Sospecha: dolor de oídos, episodios recidivantes o persistentes de vértigo y nistagmo.
Confirmación: audiometría: sordera de conducción, imagen otoscópica de otitis media o de un colesteatoma.

Toxicidad farmacológica por drogas reversible

Sospecha: vértigo, lenguaje farragoso y nistagmo con antecedentes compatibles (alcohol, barbitúricos, fenitoína).
Confirmación: rssolución al suprimir el fármaco o la droga. Si existen dudas, solicitar niveles de sustancias (sangre u orina).

Encefalopatía de Wernicke
(habitualmente debida al déficit de tiamina en los alcohólicos)

Sospecha: vértigo persistente, lenguaje farragoso y nistagmo a pesar de suprimir el alcohol.
Confirmación: desaparición o mejoría administrando tiamina.

Fármacos ototóxicos

Sospecha: episodios recidivantes o continuos de vértigos con poco nistagmo; administración previa de estreptomicina, gentamicina, kanamicina, difenilhidantoína, quinina o salicilatos.
Confirmación: ausencia bilateral de respuesta a las pruebas calóricas. No hay signos de lesión del tronco encefálico, de los oídos ni del cerebelo.

Isquemia del tronco encefálico

Sospecha: comienzo brusco asociado a una enfermedad vascular periférica.
Confirmación: asociado a trastornos de los pares craneales, signos de lesión de vías largas.

Tumores de la fosa posterior

Sospecha: vértigo leve desde hace meses y ligero nistagmo. Papiledema bilateral. Abolición del reflejo corneal ipsolateral. Signos de lesión de los pares craneales V, VI, VII, X y XI. Signos cerebelosos ipsolaterales y signos piramidales contralaterales.
Confirmación: la RM descubre el tumor.

Esclerosis múltiple

Sospecha: persona joven con nistagmo central (igual en ambas direcciones, y a veces también vertical) de aparición brusca, más otros signos neurológicos, palabra “escandida”, atrofia óptica.
Confirmación: otros episodios neurológicos análogos “repartidos en tiempo y espacio”: la RM evidencia muchas lesiones en desarrollo en distintas partes del sistema nervioso.

Jaqueca

Sospecha: cefalea asociada (vértigo en lugar de un aura visual).
Confirmación: su desaparición y las recidivas coinciden con la historia natural de la jaqueca.

Epilepsia del lóbulo temporal

Sospecha: se asocia a síntomas del lóbulo temporal, como sabores u olores raros, alucinaciones visuales.
Confirmación: los hallazgos del EEG.

Síndrome de Ramsay Hunt

Sospecha: se asocia a dolor de oídos, parálisis facial por lesión de la neurona motora inferior.
Confirmación: vesículas de herpes zóster en el meato auditivo externo, o en las fauces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*