Vómitos con dolor abdominal y fiebre

Los vómitos no suelen estar relacionados con las comidas.

Diagnóstico diferencial y signos característicos

Gastroenteritis

Sospecha: diarrea, aum de ruidos intestinales.
Confirmación: leucocitos en las heces y coprocultivo.

Intoxicación alimentaria

Sospecha: diarrea asociada, están afectados otros comensales.
Confirmación: leucocitos en las heces y coprocultivo, cultivos del producto del vómito, del alimento y de la sangre.

Infección de vías urinarias

Sospecha: disuria, polaquiuria, tira reactiva para orina anormal.
Confirmación: microscopía y cultivo de OMM (ecografía en busca de alguna anomalía anatómica).

Apendicitis aguda, adenitis mesentérica

Sospecha: dolor en FID, anorexia, fiebre moderada.
Confirmación: defensa en FID o hipersensibilidd/dolor en el lado derecho con el tacto rectal.

Hepatitis A o B

Sospecha: dolor en hipocondrio derecho, ictericia.
Confirmación: ALT (SGPT) muy aum y bilirrubina aum, pruebas serológicas de hepatitis.

Síndrome del shock tóxico

Sospecha: uso de tampones, fiebre alta, vómitos y diarrea acuosa abundante, confusión mental, erupción cutánea, hipotensión, mialgias.
Confirmación: hemocultivo, coprocultivo, frotis vaginal en busca de estafilococos y de su toxina. Trombocitopenia en RSC. CPK aum.

Neumonía
de lóbulo inferior

Sospecha: tos, disnea, fiebre.
Confirmación: consolidación en la RxT. Cultivos de esputo y sangre. Pruebas serológicas si la neumonía es atípica.

Enfermedad pelviana inflamatoria

Sospecha: dolor en área hipogástrica, fiebre, exudación vaginal.
Confirmación: frotis de la región vaginal alta. VSG y PCR elevadas. Leucocitosis en RSC, ecografía +- laparoscopia de la pelvis.

Síndrome hemolítico urémico

Sospecha: hematuria, fiebre, confusión mental.
Confirmación: RSC: trombocitopenia, hemnatíes fragmentados en el frotis sanguíneo, insuficiencia renal con U+E anormales.

Paludismo


Sospecha: viaje reciente a una zona palúdica, crisis periódicas de escalofríos, fiebre, sudores y náuseas.
Confirmación: Plasmodium en el frotis sanguíneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*